Simpatizantes del padre "Gofo" exigen su regreso

lunes, 29 de julio de 2013
MÉXICO D.F., (apro).- Un grupo de simpatizantes del cura Adolfo Huerta Alemán, quien se ha distinguido por su apoyo a organizaciones sociales, organizó un movimiento para exigir su regreso a la parroquia a la que estaba asignado por la Diócesis de Saltillo. Luego de que el pasado miércoles 3 el Vaticano pidió al sacerdote su separación del ministerio por un lapso de seis meses, sus seguidores echaron mano de las redes sociales para pedir a la ciudadanía que muestre su rechazo al exilio del prelado. Desde la semana pasada los discípulos del llamado padre “Gofo” iniciaron una campaña en Facebook para que los fieles acudan a misa con camiseta, blusa o camisa negra a las parroquias de Saltillo, a fin de mostrar su inconformidad por el retiro del cura, quien para atraer feligreses ha recurrido a los disfraces y al rock, y también ha escrito cuentos que son difundidos en las redes sociales. Ayer algunos feligreses hicieron lo propio en la parroquia del Señor de la Misericordia, a la que estaba asignado el padre “Gofo” antes de ser retirado. Adeptos católicos de Adolfo Huerta Alemán exigen una explicación concreta del por qué el padre ya no oficia misa, pues nunca se les dio una explicación sobre las razones que motivaron su retiro de la parroquia, pese a que la Diócesis de Saltillo argumentó que está en asesoramiento espiritual y humano, solicitado por el propio sacerdote. “Queremos una explicación, porque no se nos dijo nada, sólo ya no fue (a misa) y queremos que regrese”, comentó Isabel Saucedo, quien hizo la convocatoria en las redes sociales. El caso tomó dimensiones a nivel internacional, por lo que en la cuenta oficial de Facebook el padre “Gofo” ha recibido mensajes de apoyo por parte de personas que viven en otros países, como Uruguay y Colombia, entre otros. El pasado miércoles 3, luego de una investigación realizada por la Congregación para el Clero, el Vaticano pidió al sacerdote Adolfo Huerta Alemán su separación del ministerio por un lapso de seis meses. En un comunicado, la Iglesia detalló en aquella ocasión que “la Congregación para el Clero, de la Curia Romana, ha solicitado a monseñor Fray Raúl Vera López, O.P., obispo de Saltillo, que envíe un informe respecto de la situación de dicho sacerdote (con marcado activismo social), el cual ha sido enviado inmediatamente al Vaticano por el obispo Diocesano”. Añadió: “La Congregación para el Clero –organismo responsable de dar la ayuda necesaria a los obispos respecto de la vida de los presbíteros de la Iglesia y al ejercicio de su ministerio pastoral– tiene particular interés en lo referente a los temas de doctrina y disciplina que corresponde observar a los sacerdotes y que han sido abordados en las notas periodísticas que se refieren al padre Adolfo”. En un mutuo acuerdo entre el obispo Diocesano y Adolfo Huerta Alemán, el padre tomará un período de reflexión respecto de su vida sacerdotal, dejando de ejercer públicamente el ministerio por un lapso de seis meses, destacó el documento difundido el pasado miércoles 3. Y subrayó que la separación  no obedece a sanción alguna, ya que el prelado –quien ha demostrado su apoyo al Movimiento de los Indignados de Coahuila o la comunidad gay– conserva su condición de vicario parroquial en la iglesia “El Señor de la Misericordia”. “Estos meses el presbítero estará con asesoramiento espiritual y humano, para ubicar su servicio sacerdotal en una dimensión integral, como es deseo del mismo sacerdote, recordando que el profeta Elías buscó depender de Dios durante un retiro de tres años dentro y fuera de Israel, logrando hacer, tras ello, una evangelización profunda y radical con un impacto en todo su país”, apuntó. La Iglesia lamentó “el daño que un escándalo así pueda causar en la fe del pueblo de Dios”, y pidió a la feligresía orar por todos los sacerdotes de la Diócesis de Saltillo “y por todas las personas cristianas que buscan estar junto a los más alejados y vulnerables a través de sus acciones pastorales, lo cual les lleva a padecer situaciones difíciles”.  

Comentarios