Desbloquean carretera federal Acapulco-Zihuatanejo

sábado, 6 de julio de 2013
CHILPANCINGO, Gro., (proceso.com.mx).- El gobernador del estado, Ángel Aguirre Rivero, ordenó el retiro del retén instalado en el municipio de Tecpan de Galeana por el grupo de autodefensa encabezado por el activista Leopoldo Soberanis, avalado y protegido por la Marina y autoridades estatales, y acusado por el Ejército de estar vinculado al crimen organizado. De esta forma, pobladores del municipio vecino de Petatlán decidieron desbloquear esta tarde de manera definitiva la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo, que mantenían tomada desde el jueves de la mañana. El bloqueo colapsó el tránsito en la Costa Grande, corredor turístico y de drogas que está siendo disputado por remanentes del cártel fundado por los hermanos Beltrán Leyva y Los Caballeros Templarios. El acuerdo entre representantes del gobierno estatal y habitantes del municipio de Petatlán plantea que las policías estatal y federal asuman la vigilancia en el retén que instaló desde hace dos semanas el grupo de autodefensa. Los civiles armados serán replegados a sus comunidades, principalmente San Luís La Loma y San Luís San Pedro y se evitará que realicen detenciones, como denunciaron los pobladores de Petatlán, quienes afirmaron que la autodefensa de Tecpan estaba reteniendo a jóvenes para entregarlos a sicarios al servicio del grupo delictivo denominado “Los Granados” para posteriormente ser ejecutados. La mañana del jueves 4, habitantes de diversas comunidades de la parte serrana del municipio de Petatlán, encabezados por el director de Ecología municipal, Ignacio Salto Villa, decidieron bloquear la carretera de la región Costa Grande a la altura de las comunidades de Coyuquilla norte y Santa Rosa de Lima para exigir el retiro de la autodefensa ligada a “Los Granados” y la salida de la Marina por presuntos abusos cometidos en contra de civiles. Ayer, cerca de las 20:45 horas y luego de 37 horas de bloqueo, los manifestantes liberaron momentáneamente la vía para que los automovilistas y transportistas que estaban varados desfogaran la zona y una hora después volvieron a obstruir definitivamente la carretera. Las autoridades estatales se habían comprometido a mediar entre los grupos de civiles armados que disputan brutalmente la región de la Costa Grande para garantizar la seguridad de la sociedad en este importante corredor de drogas de la entidad. A las 16:45 horas de sábado, el gobierno estatal cedió a la presión de los manifestantes y se ordenó el retiro del retén ligado al narco por el Ejército y avalado por la Marina y el gobierno estatal. En ese momento los pobladores de Petatlán decidieron liberar definitivamente la carretera, luego de permanecer obstruida al menos 57 horas y provocar un colapso en esta zona turística.  

Comentarios