Exigen esclarecer el asesinato de activista veracruzano

lunes, 12 de agosto de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- A 10 días del asesinato del activista veracruzano Noé Vázquez Ortiz, opositor a la construcción de una hidroeléctrica en Veracruz, defensores de derechos humanos insistieron en demandar el pleno esclarecimiento de los hechos y la protección para los integrantes del colectivo Defensa Verde Naturaleza para Siempre (DVNS). Tras informar que las obras pictóricas de Vázquez Ortiz serán exhibidas en distintos estados de la República, integrantes del DVNS y del Centro de Derechos Humanos Toalpeteyolo resaltaron que desde hace más de dos años los integrantes del colectivo ambientalista habían sido objeto de hostigamiento, como secuela de su lucha contra la hidroeléctrica El Naranjal. De acuerdo con las organizaciones de Veracruz, el megaproyecto es desarrollado por la empresa privada Agroetanol de Veracruz, y afectaría a 30 mil habitantes de los municipios de Amatlán de los Reyes, Fortín de las Flores, Naranjal, Cuichapa, Omealca, Ixtaczoquitlán y Yanga. Serían ocupadas 106 hectáreas de las cuales 89 son actualmente de uso agrícola. Agregan que para realizar la obra, la empresa hasta ahora no cuenta con autorizaciones de cambio de uso de suelo, por parte de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) ni de la Comisión Nacional del Agua para el uso del agua, ni mucho menos de las comunidades indígenas y ejidatarios para ocupar los terrenos. Ricardo Jiménez, del DVNS, recordó que los opositores a la hidroeléctrica han realizado por lo menos cinco movilizaciones para impedir el ingreso de maquinaria a la zona de afectación, así como para evitar la exploración de suelos “Estas acciones afectaron intereses creados y por eso los integrantes de DVNS se convirtieron en blanco de hostigamiento y de seguimiento constante, se trataba de intimidar a los compañeros que ya tenían un alto nivel de coordinación en la lucha social”, recordó Edelmira García, del Centro de Derechos Humanos Toalpeteyolo. Añadió que la intención de los integrantes del colectivo es evitar que el proyecto hidroeléctrico, “hasta ahora no podemos saber hasta qué punto la figura de Noé era determinante porque todos estaban coordinados para defender su forma de vida campesina”. Los defensores recordaron que en una protesta realizada el 22 de julio se escucharon disparos de grueso calibre para dispersar la manifestación. En la investigación se localizaron 60 casquillos. Coincidieron en que el acto de violencia más grave que como organización han recibido es sin duda la muerte de su correligionario, asunto que “representa un mensaje de intimidación” Los defensores demandaron por ello el esclarecimiento y castigo a los responsables de la muerte del defensor Vázquez Ortiz, quien se había destacado como artista plástico y cuyas obras serán exhibidas en distintas ciudades del país como homenaje a su lucha.  

Comentarios