La UNAM, al máximo de su capacidad: rector José Narro

lunes, 12 de agosto de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se encuentra al límite de su capacidad instalada, afirmó el rector José Narro Robles. Al encabezar la ceremonia de apertura del ciclo escolar 2013-2014, en el Centro Universitario Tlatelolco, Narro Robles afirmó que la UNAM está haciendo “un esfuerzo que la ha puesto al límite de sus capacidades” para recibir al mayor número de alumnos posible. El rector felicitó a los más de 90 mil alumnos que obtuvieron su ingreso a la Escuela Nacional Preparatoria (ENP), el Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) y las escuelas y facultades de la UNAM. “A ustedes nadie les facilitó el ingreso a la Universidad; fue su trabajo, su dedicación y el desempeño en sus estudios previos y en el examen de selección lo que los ha traído hasta esta ceremonia”, les dijo el rector a los alumnos de nuevo ingreso cuando continúan las movilizaciones de rechazados que no pudieron obtener un lugar en UNAM y el Instituto Politécnico Nacional (IPN), las instituciones públicas más solicitadas del país. El debate por el plan de estudios Tras los meses convulsos que la Universidad Nacional Autónoma de México vivió en el primer semestre del año, a raíz de conflictos que surgieron en el plantel Naucalpan del Colegio de Ciencias y Humanidades y que derivaron en la toma de la Torre de Rectoría de la institución durante 12 días en el mes de abril, Narro Robles hizo pública la iniciativa de prorrogar hasta 2014 la discusión sobre la actualización de los planes de estudio para los CCH y la Escuela Nacional Preparatoria, bandera de los inconformes que, por ocultar sus rostros, trascendieron como los “encapuchados”. Hasta ahora, dijo, la UNAM ha podido aislar a los grupos que intentan imponer sus intereses o puntos de vista mediante la fuerza y solicitó ampliar el periodo de consultas durante 2014 para la actualización al plan y programas de estudio del bachillerato, con el fin de no dar “pretextos políticos” a quienes se oponen a las reformas. “Solicito respetuosamente a los consejos técnicos del Colegio de Ciencias y Humanidades y de la Escuela Nacional Preparatoria que analicen la posibilidad de ampliar las consultas a lo largo de 2014, para la actualización de los planes de estudio”. “Si así lo acuerdan los órganos colegiados, los grupos que confunden espacios, interlocutores y los fines de la universidad se quedarán sin pretextos para promover por razones políticas la movilización de nuestra comunidad”, señaló el rector. La universidad, abundó, es de todos y nadie puede disponer de ella para sus fines personales o de grupo. “Pertenece a la sociedad y por tanto no debe ser utilizada para otros fines que no sea educar, investigar y fomentar la cultura”, dijo ante más de mil jóvenes de nuevo ingreso. “Hago un llamado a los universitarios para que, en caso de divergencias, expresemos nuestros puntos de vista por los canales instituidos. Debemos valorar más los hechos que los supuestos, los argumentos que las movilizaciones, el debate libre e informado que la confrontación”, dijo el decano y rechazó la cerrazón, la presión y la violencia como alternativas en la vida institucional. La Universidad, dijo Narro, “no debe ser utilizada para otros fines que no sean los de educar y ser educados; de investigar; de fomentar la cultura nacional, hacernos de la universal y difundirlas; de prepararnos y desarrollarnos como ciudadanos críticos, comprometidos y solidarios; de contribuir con el Estado nacional a la solución de los problemas del país”. En el punto más controversial de su discurso, la misma mañana que el presidente Peña Nieto presentó su iniciativa de Reforma Energética, el rector Narro dijo: “Con la mejor intención se ha buscado impulsar reformas a nivel nacional, pero también se ha hecho lo propio al interior de nuestra institución. Con esta visión se ha participado en el diseño de distintas propuestas para influir en la generación de políticas públicas en asuntos torales para la marcha del país. Con esos propósitos en mente, también se han ejecutado acciones al interior de la UNAM”. En la ceremonia participaron los alumnos que obtuvieron el mayor puntaje en sus exámenes para entrar a las escuelas de la UNAM, como Roberto Misael Robles, de la Preparatoria 5, quien obtuvo 127 aciertos de 128, y Jessica Valeria Cuenca, de la Facultad de Medicina, quien tuvo 119 aciertos de 120 preguntas.  

Comentarios