Pide Graco desterrar dogmas ante reforma de Peña

martes, 13 de agosto de 2013
CUERNAVACA, Mor. (apro).- El gobernador Graco Ramírez llamó a los miembros de su partido, el PRD, a no cerrase por un problema de dogma en el debate de la reforma energética presentada la víspera por el presidente Enrique Peña Nieto. “No se cierren compañeros, la izquierda tiene que demostrar que tiene visión de futuro, no somos hijos del dogma, somos políticos que saben confrontar su tiempo”, arengó a los legisladores federales. En un mensaje muy claro a los opositores a la reforma, Graco Ramírez aseguró que Petróleos Mexicanos está descapitalizado y no tiene manera de mantener sus plantas, sobre todo cuando Pemex ha sido utilizado históricamente por el gobierno para financiar el gasto público. Con este argumento, el gobernador dijo muy seguro que se requiere de los capitales privados en la paraestatal. “No nos cerremos a que participen los capitales privados de la mejor manera y más transparente, no encubierta”, dijo Graco. En opinión del exintegrante de la Comisión de Energía del Senado, es necesario que participen los capitales privados en la paraestatal, pues no alcanzan los recursos para que Pemex pueda sacar todo el gas, sacar el petróleo y refinar. “En qué radica el debate de la reforma del presidente Enrique Peña Nieto, y de los partidos del PRD y PAN, en que decidamos recuperar, como planteó el expresidente Lázaro Cárdenas, que Pemex sea una empresa del Estado, no la agencia de recaudación de la Secretaría de Hacienda”, planteó el perredista Sin embargo, propuso que a la par de la reforma energética haya una fiscal para evitar que de cada peso del gobierno, 40 centavos vengan de Pemex, lo que la convirtió en la agencia de recaudación de la Secretaria de Hacienda. La reforma fiscal, consideró Graco, debe obligar a los grandes contribuyentes a pagar un justo Impuesto sobre la Renta (ISR), sobre todo cuando ellos pagan 6%, y los ciudadanos 30%. Además, abundó, se debe acabar con los regímenes de excepción.  

Comentarios