Trasladan a la "Reina del Pacífico" a la frontera con México

miércoles, 14 de agosto de 2013
MÉXICO, D.F., (apro).- En cualquier momento, Sandra Ávila Beltrán, La Reina del Pacífico, retornará a territorio mexicano, luego de que intempestivamente fue sacada del centro de detención de inmigrantes de Lousiana, donde se encontraba el pasado lunes 12,  y trasladada a un sitio “desconocido” de la frontera con México, según dio a conocer su abogado Stepehen Ralls. "Sandra ha sido trasladada desde Luisiana a un sitio desconocido. Inmigración no reveló esa información. Suponemos que está camino a México y deberíamos saber muy pronto dónde", declaró el litigante estadunidense a la agencia AP. Según Ralls, la mañana del miércoles se comunicó a la cárcel de Luisiana y ahí le dijeron que “ya la habían movido” pero no le dijeron a dónde. "Esperamos que la están acercando a la frontera de México", dijo. El abogado dijo que saben, por experiencia, que las autoridades migratorias llevan a cabo un plan de logística que consiste en ir juntando a todas las personas que van a deportar. "Es algo así como un camión que va recogiendo alumnos de un sector para llevarlos a la escuela. El caso de Sandra tanto para ellos como para nosotros es especial y por eso tienen que tomar sus precauciones para determinar el lugar por donde será entregada", indicó Ralls en un correo electrónico difundido por Notimex. "Nosotros no podremos saber por cual puerto de entrada o salida ella será regresada a México, lo que si esperamos es que sea muy pronto", agregó. Generalmente las autoridades estadunidenses informan sobre las deportaciones cuando ya se han concretado y una vez que los inmigrantes repatriados han sido entregados a las autoridades de sus países. No tienen obligación de ofrecer detalles del procedimiento a los abogados. Las autoridades mexicanas aún no han recibido la notificación de traslado, según un funcionario de la fiscalía citado por AP, quien no está autorizado a hablar con la prensa. Ávila Beltrán fue extraditada en agosto del 2012. Se declaró culpable en abril pasado del delito de asistencia económica al que fue su novio el colombiano Juan Diego Espinosa Ramírez, El Tigre, considerado uno de los enlaces más importantes del cártel de Sinaloa con el cártel colombiano del Norte del Valle. Mediante un acuerdo, Sandra Ávila evitó ir a un juicio en el que hubiera enfrentado el cargo de asociación ilícita para importar y distribuir cocaína en Estados Unidos y una pena mayor en caso de ser hallada culpable. El pasado 30 de julio, Ávila Beltrán, de 52 años, fue entregada al Departamento de Inmigración y Aduanas (ICE) en el Centro Federal de Detención de Miami y trasladada a un centro de detención de inmigrantes en el condado de Glades, Florida y luego movida a otro en Louisiana. La Reina del Pacífico concluyó una pena de 70 meses de cárcel, sentencia que le impuso el pasado 25 de julio un juez federal de Miami, quien consideró su pena concluida luego de pasar cinco años presa en México y uno en Estados Unidos.  

Comentarios