Hacinados, sobreviven en Acapulco 50 desplazados de Totolapan

jueves, 15 de agosto de 2013
ACAPULCO, Gro. (apro).- Desplazados de la comunidad de Las Chascuitas, municipio de San Miguel Totolapan, quienes se encuentran refugiados en este destino turístico, reprocharon la desatención oficial a la crisis generada por la narcoviolencia en la Sierra Madre del Sur. "Si el gobierno no nos va a ayudar, por lo menos queremos estar tranquilos", expresó un hombre que junto a más de 50 personas decidió abandonar su comunidad ubicada en la región de Tierra Caliente y refugiarse en este puerto. Las víctimas pidieron, en entrevista con Apro, no revelar el inmueble donde desde hace 15 días permanecen escondidos por temor a ser agredidos. En el sitio se encuentran hacinados niños, mujeres y hombres sin seguridad y en la incertidumbre total. Lo único cierto es que no están dispuestos a regresar a su comunidad, donde un comando irrumpió el domingo 28 julio atacando casas y posteriormente incendiándolas. Este hecho provocó que 38 familias huyeran despavoridas del poblado, donde únicamente se quedó una familia, informaron las víctimas. El éxodo de los desplazados los llevó primero a Ciudad Altamirano, también en la región de Tierra Caliente; luego se trasladaron al balneario de Zihuatanejo y finalmente llegaron al puerto de Acapulco, donde permanecen desde hace 15 días sin ayuda oficial y resguardo policiaco. Por ello, las víctimas de la narcoviolencia en la Sierra Madre del Sur lamentaron la indolencia gubernamental frente a este fenómeno, que está dejando pueblos fantasma en esta zona donde bandas criminales mantienen una brutal confrontación por el control de las áreas de producción y trasiego de drogas. Incluso, la disputa ha provocado el desplazamiento de más de 2 mil personas de tres municipios: San Miguel Totolapan, Apaxtla de Castrejón y General Heliodoro Castillo. Al respecto, los desplazados señalaron que hasta el momento no han recibido apoyo oficial, a pesar de que el gobierno de Ángel Aguirre informó que había atendido a las víctimas. Por ello, demandaron atención urgente, aunque aclararon que no tienen pensado regresar a su comunidad.

Comentarios