Empresarios de Guerrero amagan con no pagar impuestos si sigue violencia

martes, 20 de agosto de 2013
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Representantes de la industria de la masa y la tortilla están asumiendo medidas radicales para salvaguardar sus vidas y su patrimonio ante los constantes secuestros y extorsiones cometidos por las bandas delincuenciales que operan en la entidad. Por un lado, trabajadores de una tortillería ubicada en el puerto de Acapulco asesinaron hace cinco días a golpes a un presunto extorsionador que previamente irrumpió con otros sujetos armados en el establecimiento comercial para cobrar cuota y llevarse a la hija del propietario. Mientras que 87 molineros del municipio de Tlapa de Comonfort, en la región de la Montaña, anunciaron que no van a pagar impuestos a las autoridades gubernamentales en tanto no se reviertan los índices delincuenciales y las extorsiones en contra del sector productivo. Lo anterior fue informado por el dirigente estatal de empresarios de la Industria de la Masa y la Tortilla en la entidad, Jorge Rosas Ávila, en conferencia. Ahí denunció que un trabajador y el hijo del dueño de la tortillería de Acapulco fueron consignados ante un juez de primera instancia por un agente del Ministerio Público del fuero común, por el delito de homicidio. Ello a pesar de que los inculpados actuaron en defensa propia, reprochó Rosas Ávila, quien además denunció que el propietario de la tortillería también fue detenido pero liberado tras el pago de 20 mil pesos a las autoridades ministeriales, que le pidieron “una propina” a cambio de exonerarlo. “Ya no sabemos de quién cuidarnos, si del gobierno o de los delincuentes porque actúan de la misma forma, es decir, extorsionando a los empresarios”, expresó el dirigente del sector productivo, que aglutina a 5 mil molineros en la entidad. Por ello, exigió la liberación de los dos inculpados en el asesinato del presunto extorsionador y la detención del agente del Ministerio Público del fuero común que extorsionó al empresario molinero de Acapulco. Señaló que la violencia en la entidad está desbordada, y que por eso los molineros en Tlapa se declararon en rebeldía. Dijo que esto podría replicarse en otras regiones de la entidad porque la situación que viven los representes de los sectores productivos es insoportable.

Comentarios