México, el país con más denuncias ante la CIDH en América

martes, 20 de agosto de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Pese a que en conjunto las comisiones nacional y estatales de Derechos Humanos ejercen un presupuesto de aproximadamente 100 millones de dólares anuales, sus resultados no son alentadores. De acuerdo con el secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Emilio Álvarez Icaza Longoria, México concentra 20% de las casi 2 mil denuncias de violaciones de derechos humanos que se reciben cada año en todo el continente americano. Durante la conferencia “Estado actual de la figura del ombudsman en México: condiciones y perspectivas”, que dictó en la Universidad Iberoamericana, Álvarez Icaza indicó que la mayoría de las denuncias generadas en México son por problemas con los servidores públicos estatales, prácticas de abuso de autoridad y problemas severos de no impartición de justicia. El expresidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) consideró que a siete meses del gobierno de Enrique Peña Nieto hay “mensajes de voluntad” por parte de las secretarías de Gobernación (Segob) y de Relaciones Exteriores (SRE), al mostrarse “muy abiertas” al escrutinio internacional. Eso, añadió, es un signo “muy alentador”, pero debe acompañarse de hechos concretos. Actualmente, dijo, la impunidad permanece como uno de los grandes desafíos para México, y el mecanismo nacional de defensores a periodistas y defensores de derechos humanos, apuntó, es muy débil y debe robustecerse, recibir más recursos, avanzar en materia normativa y de prácticas, así como acelerar sus procesos para el cumplimiento de recomendaciones y sentencias. Álvarez Icaza también sostuvo que las instituciones de la democracia deben “actuar con transparencia” en su rendición de cuentas y en la elección de sus titulares. “Estas instituciones deben usar sus atribuciones para intervenir y no para justificar su no intervención”, afirmó. La conferencia formó parte del seminario “Reflexiones en torno del ombudsman”, organizado por el Departamento de Derecho y el Programa de Derechos Humanos de la Universidad Iberoamericana, que fue inaugurado por el rector José Morales Orozco como parte de las actividades conmemorativas del 70 aniversario de la institución.

Comentarios