Ofende a deudos indemnización de 96 mil pesos ofrecida por dueños del Royal

martes, 20 de agosto de 2013
MONTERREY, NL. (apro).- Los dueños del Casino Royale ofrecieron indemnizar con 96 mil pesos a cada uno de los deudos de las 52 personas que perdieron la vida en la casa de apuestas el 25 de agosto del 2011. Patricia Sáenz, quien perdió en el atentado a su marido, consideró que la compensación que pretende entregarles la empresa “es una burla”. Dijo que hay pólizas de seguro de coche que benefician a un atropellado con hasta tres millones de pesos. Mediante un desplegado publicado en diarios locales, Enrique Hernández Navarro, quien firma como apoderado de las empresas Entertainment Enterprises de México, Impulsora de Entretenimiento y Destrezas Génova, informa que sus representados y Axe Seguros firmaron un convenio para liberar 5 millones de pesos para la cobertura de responsabilidad civil por daños a terceros. A dos años de la tragedia, la empresa, propiedad de Raúl Rocha Cantú, actualmente refugiado en Miami, pide en la publicación una disculpa “si el procedimiento no fue el más expedito o ágil que hubiéramos deseado, ya que estábamos subordinados a la conclusión de diligencias por la autoridad investigadora”. Samara Pérez, vocera de los deudos, habló ante medios regiomontanos y rechazó el ofrecimiento. Señaló que no ofrece la cobertura que establece la ley. En el anuncio –dado a conocer a cinco días de que se conmemoren dos años de la masacre– el abogado señala que su empresa y la aseguradora se sintieron “consternados y abatidos” por el ataque perpetrado por Los Zetas en la casa de apuestas ubicada en la avenida San Jerónimo, en la colonia del mismo nombre, al poniente de la capital. El desplegado establece que los 5 millones de pesos es la cantidad máxima que establece la póliza del seguro para que sea repartida, de manera equitativa, entre los deudos. De esta forma, por cada una de las personas asesinadas sería aportado un pago de 96 mil 153 pesos. Para transparentar el proceso, el numerario será entregado a los familiares directos de las víctimas, en presencia de las autoridades. La empresa señala que gestionó por su “cuenta y costo” la cobertura de responsabilidad civil a terceros y que no cobrará la suma total asegurada por el edificio, remoción de escombros y gastos extraordinarios. También añade que pagará por su cuenta el deducible aplicable en la cobertura. Dice el texto firmado por Hernández Navarro: “Ante los lamentables hechos y la forma en que se desarrollaron, con el factor que involucró a la delincuencia organizada, nuestra empresa se ha mantenido en posición reservada y cauta, pero siempre solidaria, para que los familiares de los deudos sean beneficiados y de forma individual apoyando con acciones a quien más lo ha necesitado”. Las autoridades tienen la última palabra, concluye el desplegado. En respuesta a la publicación, Patricia Sáenz consideró injusto que le pretendan dar a los deudos la cantidad anunciada, pues tiene conocimiento que la empresa cobró por el seguro una cifra mucho mayor a la que pretenden repartir. “Esos cinco millones no se van a aceptar, no le vamos a dar luz verde para seguir con eso. Es una burla, porque el dueño va a recibir 385 millones de pesos. Simplemente, por un seguro que compras de un carro si arroyas a alguien te aseguras hasta por tres millones de pesos por daño civil.  No es justo que nos quieran dar esto”, dice en entrevista. Ella estuvo la tarde de la tragedia dentro del casino y pudo escapar. Su marido, Eduardo Enrique Martínez Cavazos, se quedó atrapado en el tumulto y, como los demás, pereció por inhalación de humo. Los deudos se reunirán en el transcurso de la semana para responder de manera conjunta al anuncio de la indemnización que rechazarán. El próximo domingo, cuando se cumplen dos años de la tragedia, habrá una misa en la parroquia Del Carmen, cerca del casino, con la presencia de familiares y amigos de los fallecidos.

Comentarios