Policía Comunitaria de Tixtla toma el ayuntamiento

lunes, 26 de agosto de 2013
TIXTLA DE GUERRERO, Gro. (apro).- Elementos de la Policía Comunitaria de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (PC-CRAC) tomaron por la fuerza el ayuntamiento local, en demanda de la liberación de autodefensas detenidos la semana pasada por la Marina, el Ejército y la Policía Federal (PF). Pasado el mediodía, un centenar de policías comunitarios armados con rifles, pistolas y escopetas irrumpió en el zócalo de este poblado, localizado a 16 kilómetros de esta capital. Enseguida, los guardias comunitarios dependientes de la Casa de Justicia de El Paraíso, ubicada en el municipio de Ayutla de los Libres, encabezados por el activista Gonzalo Molina, sometieron a golpes y desarmaron a cinco policías municipales que resguardaban el inmueble. En ese momento, otro grupo de municipales se replegó del lugar apuntando sus armas contra los comunitarios, quienes se apostaron en las jardineras en posición de tiro. La situación provocó pánico entre la ciudadanía tixtleca ante el riesgo de que se registrara un enfrentamiento armado entre comunitarios y municipales. No obstante, los policías municipales optaron por retirarse del lugar, mientras que las autodefensas tomaron el ayuntamiento y se mantienen apostados afuera del inmueble. El edificio fue desalojado por los trabajadores municipales que se encontraban en el lugar, donde previamente se realizó un desayuno para festejar una exposición referente al bicentenario de la conmemoración del Primero Congreso de Anáhuac. Autoridades municipales y diputados locales se habían retirado del lugar cuando las autodefensas tomaron por la fuerza la sede del ayuntamiento. En ambos bandos se reportan personas con golpes leves, entre ellos el director de Seguridad Pública municipal, Rubén Reyes Cepeda, quien presenta una herida superficial en la palma de la mano y uno de sus escoltas, quien fue herido de un golpe en la cabeza. Al respecto, el promotor de la PC-CRAC en Tixtla, Gonzalo Molina, dijo que esta acción de protesta es para demandar la liberación de la coordinadora de la Policía Comunitaria en Olinalá, Nestora Salgado, así como de más de 20 autodefensas detenidos por fuerzas federales el miércoles y jueves de la semana pasada. Durante una gira de trabajo en Acapulco, el gobernador Ángel Aguirre condenó la acción de los policías comunitarios de Tixtla y anunció la suspensión del diálogo entre autoridades estatales y los dirigentes de las autodefensas.

Comentarios