Ultimátum a maestros paristas: o regresan a clases o no les pagan

MÉXICO, D.F. (apro).- Los gobiernos de Oaxaca y Quintana Roo lanzaron hoy un ultimátum a los maestros paristas: o regresan a clases o no les pagan. En Oaxaca, donde no se ha podido iniciar el ciclo escolar por el paro indefinido decretado por la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), la administración estatal decidió retener los 105 millones de pesos correspondientes al “Bono de inicio de ciclo escolar”. Insistió en que mientras los 74 mil 317 maestros que actualmente se manifiestan en la Ciudad de México sigan en paro, el pago de la prestación –técnicamente denominada “Ajuste de días calendario”– estará suspendida. Luego de hacer un nuevo llamado al magisterio de Oaxaca para que canalice sus derechos de petición y de libre manifestación mediante las instituciones y el proceso legislativo, el gobierno de Oaxaca insistió en que “no ha realizado ni cubrirá pagos extraordinarios a trabajadores de la educación (paristas)”. Mediante un comunicado, resaltó que tanto la Federación como el gobierno de Oaxaca y el Congreso de la Unión han mostrado disposición permanente al diálogo y la concreción de acuerdos para mejorar la educación de la niñez de México y Oaxaca. Asimismo, consideró que derivado de las mesas de diálogo realizadas entre la CNTE, la Secretaría de Gobernación y el Congreso de la Unión “existen las condiciones para que la Sección 22 regrese a clases y se dé la reposición de los días perdidos del presente ciclo escolar”. El Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) recalcó “que el gobierno del estado de Oaxaca no ha realizado ni cubrirá pagos extraordinarios a los trabajadores al servicio de la educación, salvo aquéllos que prevea la normatividad educativa y contractual que regula la relación de la autoridad y el personal sindicalizado”. Igualmente, aclaró que “ni el Gobierno del Estado de Oaxaca, ni el Instituto Estatal de Educación Pública han habilitado o enviado personal a la Ciudad de México para realizar pagos a los trabajadores de la educación que se encuentran acampados en el Zócalo de la Ciudad de México”. Lo que sí reconoció fue que, al igual que todo el país, y de conformidad a la normatividad administrativa, la semana pasada el IEEPO realizó el pago correspondiente al retroactivo del incremento salarial del 5.9%, producto de la negociación realizada entre la Secretaría de Educación Pública (SEP) y el Sindicato Nacional de Trabajadores (SNTE), el 14 de mayo del presente año. En el estado de Quintana Roo, la titular de la Secretaría de Educación y Cultura (SEC), Sara Latife Ruiz Chávez, advirtió a los maestros que este fin de semana iniciaron movilizaciones que habrá descuentos a sus salarios si insisten en llevar a cabo paros escalonados. Tras el anuncio de profesores que este martes iniciarán “paros escalados”, Ruiz Chávez manifestó que la “no prestación de los servicios de docencia” implica “descuentos” a los maestros. En conferencia de prensa, en la que leyó un comunicado y sólo aceptó una pregunta, la funcionaria reconoció que la SEC acumula un adeudo por 54 millones de pesos al Fondo de Vivienda del el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Fovissste). Este fin de semana miles de maestros se manifestaron en las principales ciudades del estado en contra de la reforma educativa y para exigir el pago de adeudos de la SEC al Fovissste y al SAR, así como a “prestamistas privadas”, de recursos que ya les fueron descontados de sus salarios a los mentores. Ruiz Chávez señaló que por intereses la SEC pagará 12 millones al Fovissste, pues el adeudo de capital es de 42 millones de pesos, pero con intereses suman 54 millones de pesos, que corresponden de mayo a la fecha. Al respecto, aseguró que esta quincena la SEC pagará todos los adeudos con el Fovissste y el retroactivo del incremento salarios de los maestros del estado. En mayo pasado, la SEQ cubrió 100 millones de pesos al Fovissste, y otros 10 millones de pesos en intereses. Ruiz Chávez no abordó el tema de los adeudos con el SAR, ni con “prestamistas” privadas, que forman parte también de los reclamos de los maestros.

Comentarios