Alistan repatriación de hondureños que fallecieron por descarrilamiento de "La Bestia"

martes, 27 de agosto de 2013
MÉXICO, D.F., (apro).- El Instituto Nacional de Migración (INM) informó que este martes repatriará los restos de los seis hondureños que perdieron la vida tras el descarrilamiento del tren de carga conocido como “La Bestia”, la madrugada del pasado domingo 25 en Huimanguillo, Tabasco. El organismo detalló que el avión de la Policía Federal que trasladará los cuerpos saldrá a las 12:00 horas de la terminal aérea de Villahermosa, Tabasco, con destino al aeropuerto internacional Ramón Villeda Morales, de San Pedro Sula, Honduras. Al arribar a la nación centroamericana, el INM entregará a sus familiares los restos de Rubén Gómez Aguilar, Félix Ponce Aguizon, Gerardo Antonio Sandoval Díaz, José Manuel Guerrero Sabillán, Darlin Adriel Valle Banegas y Rufino Aguilar Ferrera. Según el organismo, desde que ocurrió la tragedia mantuvo una estrecha comunicación con los gobiernos de Honduras, Guatemala y El Salvador, para brindar el auxilio a las personas afectadas y trasladar a los fallecidos a su país. Asimismo, mencionó que a través del Grupo Beta atiende y auxilia a los migrantes lesionados por el accidente, en los albergues que se instalaron en los estados de Tabasco y Veracruz. El percance ocurrió alrededor de las 3 de la madrugada del domingo 25 a la altura del municipio de Huimanguillo, en una zona pantanosa y de espesa vegetación a donde solo se puede acceder por aire o lancha. El mismo día del incidente, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informó que el ferrocarril transportaba un total de 14 vagones, cinco de ellos vacíos y nueve con aproximadamente 55 toneladas de material de desecho ferroso cada uno. Ocho de las unidades cargadas fueron las que descarrilaron. La dependencia precisó que el ferrocarril viajaba a unos 10 kilómetros por hora, por lo que "la velocidad y la carga registrada del ferrocarril se encuentran dentro de parámetros adecuados". Detalló que las vías fueron reconstruidas en ese tramo en 2009 y que recientemente "fueron materia de revisión, así como de recuento de durmientes". También el domingo, el secretario de Seguridad Pública de Tabasco, Audomaro Martínez Zapata, quien sobrevoló la zona del siniestro y realizó una inspección a pie, dijo que en el accidente tuvo que ver con el saqueo de piezas en las vías del tren, donde los indocumentados pasan días enteros padeciendo hambre, sed y extorsiones de criminales que les exigen dinero por dejarlos permanecer en la locomotora. “Lo que pasó fue que se reblandeció la tierra, efectivamente, pero falló porque faltaban ahí unas zapatas de la vía, eso fue lo que falló, (por esto) el tren estaba compuesto de 12 vagones y ocho se descarrilaron”, aseguró el funcionario estatal.  

Comentarios