Caso Heaven: revela detenido datos de 17 secuestradores de jóvenes

miércoles, 28 de agosto de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Víctor Manuel Aguilera, el detenido más reciente por el caso Heaven, proporcionó nombres, alias y domicilios de la mayoría de los autores materiales del secuestro y traslado de los jóvenes tepiteños al municipio mexiquense de Tlalmanalco. Según las cámaras de seguridad cercanas a la zona, fueron 17 los sujetos que se llevaron a 13 personas del bar ubicado en la Zona Rosa, de la delegación Cuauhtémoc. Aguilera García fue detenido el jueves 22 y es uno de los partícipes del plagio, quien ya reconoció su responsabilidad en los hechos y se ha mostrado dispuesto a colaborar en las investigaciones. La información proporcionada por ese sujeto llevó al hallazgo de 13 cuerpos en una fosa clandestina del rancho La Negra; sin embargo, según la Procuraduría General de la República (PGR), descubrió la fosa cuando investigaba un caso de tráfico de armas. Sin embargo, Víctor Manuel Aguilera, quien se encuentra arraigado, aseguró que los cadáveres hallados eran de los secuestrados en el bar Heaven y, con base en los videos donde se muestra a los sujetos que plagiaron a los tepiteños, proporcionó a la Fiscalía Antisecuestros los nombres y/o apodos de la mayoría de los integrantes de la banda criminal, quienes ya son buscados por la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF). Reclaman a Mancera ‘pronto cierre’ del caso Molestos, los familiares de los tepiteños secuestrados reprocharon a las autoridades locales y federales su actuación en el caso, en particular al jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, quien anunció el martes pasado que el caso está próximo a cerrarse. “El señor Mancera dijo que el caso ya se iba a cerrar pero yo, que no sé de política, derechos humanos, ni de nada, creo que no se vale que dé esa información este señor. “Le vamos a dar una visitadita. Aquí delante de todos se los digo, él sí está muy leído e instruido para que me restriegue en la jeta, a mí en lo personal, por qué ya va a cerrar el caso si todavía ni se identifican los cuerpos que; yo no sé si sean de nuestros muchachos”, reprochó Julieta González, mamá de Jennifer Robles, una de las desaparecidas, luego de una reunión en la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF). “Siguen jugando con nosotros, sean o no sean, independientemente si está ahí mi hija, o todos los chavos, creo que la persona que sea merece respeto, no están paseando flores ni zapatos, no se vale”, remachó la mujer. La PGR ya confirmó que entre los cuerpos hallados en la fosa de Tlalmanalco 12 corresponden a las personas “levantadas” del bar Heaven, y reservó la identidad de la víctima 13, porque la considera pieza clave para continuar con las investigaciones y ubicar a los responsables del crimen, según se informó Contraportada. Según familiares de los tepiteños, los 13 cuerpos aún continúan en poder de la Procuraduría General de la República (PGR), debido a que todavía no concluyen los peritajes. Hasta la tarde-noche de este miércoles, la PGJDF no había recibido los restos hallados en el rancho La Negra y tampoco el desglose de la investigación de su muerte. Durante la reunión que sostuvieron con Ileana García, coordinadora de Políticas Públicas de Derechos Humanos de la PGR, y el médico forense Francisco Escobar, en la sede de la CDHDF, les dijeron que los cadáveres se quedarán en la dependencia federal hasta que culminen los peritajes. “Hoy fue una junta informativa (en la sede de la CDHDF) con los peritos que realizan el ADN, nos vinieron a explicar con peras y manzanas cómo se están realizando los posperitajes. Todavía no los tienen terminados. La PGR tiene los cuerpos y no sabemos hasta cuándo estarán allí”, dijo Eugenia Ponce, tía de Jerzy Ortiz Ponce, uno de los desaparecidos. El martes pasado, la PGR informó en un comunicado que ya había concluido los trabajos periciales de identificación de las 13 personas secuestradas el 26 de mayo en el bar Heaven, y que el Ministerio Público Federal de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo había determinado remitir los restos humanos y todos los indicios relacionados a la PGJDF. El objetivo de esta acción, según explicó en el comunicado, era que se continuaran las investigaciones por los delitos de secuestro y homicidio, competencia de las autoridades locales. “No sé por qué fue sacado ese comunicado, pero todavía no tienen completo el estudio; nos dijeron el agente que vino de la PGR y los genetistas”, dijo Eugenio Ponce. Además, reiteraron que las prendas que les mostraron y que supuestamente estaban en la fosa clandestina, no pertenecen a sus familiares.

Comentarios