Convocan a gobernadores a frente contra Dragon Mart

miércoles, 28 de agosto de 2013
LEÓN, Gto. (apro).- La Confederación Nacional de Cámaras Industriales (Concamin) pidió a varios gobernadores, entre ellos el de esta entidad, el panista Miguel Márquez, formar un frente común contra Dragon Mart, ahora que un juez resolvió que le sean otorgados a esta empresa los permisos de construcción en Cancún. El presidente del organismo empresarial, Francisco Funtanet, hizo un nuevo llamado al gobierno priista de Enrique Peña Nieto a revisar cuidadosamente las consecuencias que traerá a la economía, el medio ambiente, la inversión nacional y la generación de empleos el proyecto de importación que pretende ser instalado en Quintana Roo. Funtanet cuestionó la decisión de un juez de esa entidad al revocar las negativas del ayuntamiento de Benito Juárez (Cancún) para otorgar las licencias de construcción al proyecto. “Se me hace curioso que un juez del propio estado ordene al ayuntamiento otorgar las licencias, se me hace raro, sinceramente. Pero buscaremos por todas las instancias, incluido el diálogo con el gobierno de la República, que este proyecto no se dé”, señaló, al asistir a la inauguración del Salón de la Piel y del Calzado (Sapica). El dirigente empresarial calificó a Dragon Mart como “una cabeza de playa para la internación de productos chinos de dudosa procedencia, de baja calidad, que incluso puede poner en riesgo la salud del consumidor”. En su discurso al participar en la inauguración del evento, Francisco Funtanet pidió al gobernador Miguel Márquez Márquez unirse al frente común con otros gobernadores y empresarios para evitar la instalación de Dragon Mart en México. “Estamos haciendo un llamado, trabajando con los gobernadores para subir este tema a la Conago, y estamos haciendo un frente común con la Canaco, porque no solamente afecta a la industria, sino al comercio de nuestro país”, dijo en entrevista posterior. Y recordó que aún están pendientes las autorizaciones en materia de impacto ambiental, que están en manos de la Semarnat, por lo que advirtió que la Concamin estará “muy pendiente” ante lo que ratificó como una amenaza, no sólo para el empleo de los quintanarroenses, sino para toda la industria nacional, específicamente para las industrias del acero, textil, ferretera, del calzado y del vestido.  

Comentarios