Caso Oaxtepec: lo encarcelan cinco días y queda libre; no era quien buscaban

martes, 6 de agosto de 2013

MÉXICO, D.F. (apro).- Luego de permanecer cinco días detenido, acusado por su presunta participación en la desaparición de siete capitalinos en Oaxtepec, Morelos, Gregorio Briceño Rubio abandonó esta madrugada el Cereso de Atlacholoaya por falta de pruebas en su contra.

La juez de control y juicios orales en la ciudad de Cuautla determinó dictar un auto de no vinculación a proceso a favor de Briceño Rubio por no encontrar elementos suficientes señaló su abogado David Vargas Tellez.

"Alrededor de las ocho de la noche (de ayer lunes) se terminó la audiencia y la juez de control y juicios orales en la ciudad de Cuautla determinó dictar un auto de no vinculación a proceso a favor del señor Gregorio Briceño por no encontrar elementos suficientes para vincularlo a proceso", dijo el abogado.

La investigación del Ministerio Público, afirmó, resultó contaminada por algunas pruebas que no pudieron sostener en la audiencia.

"Siguen utilizando el Ministerio Público para tener una buena imagen política y siguen inculpando a personas inocentes para tratar de aflojar, valga la expresión, la presión popular que le exigen al señor gobernador y todo su equipo que resuelvan esta situación, porque es una situación inédita", señaló.

De acuerdo con el defensor, la detención de su cliente se basó exclusivamente en el parecido de éste con el retrato hablado que realizaron los peritos con base en la descripción que dio una niña de 13 años quien, junto con seis menores más, fue abandonada en un vehículo en Puebla, un día después de la desaparición de siete adultos.

El principal argumento de la defensa fue justamente que los rasgos fisionómicos de Gregorio no coinciden con el retrato hablado.

Durante la audiencia de vinculación a proceso, relató el abogado, se hizo una relación de antecedentes de investigación y lo único que sobresalió fue la declaración de la menor quien refirió que una persona robusta, de pelo chino negro y de cara redonda fue quien guió a los siete adultos a la casa de Oaxtepec donde supuestamente estuvieron hospedados pero luego se fue y no regresó.

"Pasan varias declaraciones, ella (la niña) repite la misma descripción e incluso al día siguiente de que declara en la Procuraduría le piden que dé las características a un perito en retrato hablado y realiza el retrato hablado que corresponde a una persona efectivamente de tez morena, de complexión robusta, de pelo chino ensortijado, de labios gruesos y de bigote oscuro y abundante, que obviamente no coinciden con las características fisonómicas de mi cliente, el señor Gregorio", sostuvo el abogado.

A su salida del Cereso de Atlacholoaya, cerca de la una de la madrugada de este martes, dijo sentirse contento por su liberación y reprochó a las autoridades su actuación en el caso.

"Me siento contento, estoy con mi familia. La gente sana que anda afuera son los que agarran, yo no sé por qué hay tanta gente mala afuera y no los agarran, nosotros andamos trabajando libremente, ganándonos el pan de cada día, no sé por qué hacen esas injusticias.

"Yo creo que no es justo hacer esto, no es justo, yo no sé hasta dónde vamos a llegar con esto, pero esta pesadilla que tengo, que vivimos toda mi familia y mis amigos, realmente que nadie nos la va a quitar, estas son secuelas de unos tontos que no saben hacer su trabajo", dijo Briceño Rubio al salir del penal donde ya lo esperaban amigos y familiares.

Gregorio fue detenido el 31 de julio por la Policía Federal en el Municipio de Cuautla.

Ese día, mediante un comunicado, la PGJ morelense informó sobre la orden de aprehensión girada por el Ministerio Público del fuero común contra un hombre supuestamente relacionado con el caso y presumió que la orden fue ejecutada mediante un “exitoso operativo” coordinado entre la Policía Federal y la Ministerial d Morelos en las inmediaciones de la ciudad de Cuautla.

Ahora, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) del Estado sólo cuenta con un detenido en el caso: el jardinero de la vivienda en la que presuntamente se hospedaron los capitalinos originarios de la delegación Iztacalco.

Comentarios