Exigen liberar a tres migrantes víctimas de plagio y tortura

miércoles, 7 de agosto de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- En mayo pasado, una banda criminal secuestró a tres migrantes centroamericanos mientras descansaban cerca de los rieles del tren mejor conocido como La Bestia. Los dos hondureños y el salvadoreño fueron rescatados por la policía en una casa de seguridad, donde fueron golpeados y torturados durante su cautiverio. El 29 de mayo pasado los migrantes fueron trasladados a la estación migratoria de Las Agujas, en la delegación Iztapalapa, a pesar de que, en su calidad de víctimas, tenían el derecho a obtener una visa humanitaria. A la fecha, el Instituto Nacional de Migración (INM) declaró que “está evaluando su situación para ver si se les puede proporcionar la visa humanitaria en lo que lleven su procedimiento de asilo”, informó la asociación de defensa de migrantes Sin Fronteras. “La visa humanitaria se la tenían que otorgar desde el día uno”, dijo en entrevista con Apro Lorena Cano, asesora legal de Sin Fronteras, que demandó la liberación inmediata de los migrantes a la Comisión Nacional para los Refugiados (Comar) así como al Instituto Nacional de Migración. Afirmó que la última reforma a la ley de migración prevé el otorgamiento de una visa humanitaria para víctimas o testigos de delito durante el tiempo que dure su proceso penal. Sin embargo, falta armonizar la reglamentación con la reforma a Ley de Migración y exigir que las autoridades migratorias que respeten la legislación existente, precisó Cano. “Desafortunadamente la Ley de Migración dio oportunidades y opciones a un cierto tipo de migrante cuyas condiciones económicas le permiten permanecer en México pagando multas y llevarse un largo, burocrático y tedioso proceso para obtener una visa”, aseveró por su lado Marco Antonio Castillo, representante de la Asociación Popular de Familias Migrantes, tras presentar hoy una conferencia de prensa del Colectivo PND-Migración. “Una visa humanitaria no es una visa de trabajo. A veces los migrantes mismos no pueden permanecer durante su proceso de litigio porque no tienen los recursos para sostenerse”, afirmó Castillo.

Comentarios