Fracturas en PAN y PRD difieren presentación de reforma energética

miércoles, 7 de agosto de 2013
MÉXICO, DF (apro).- La presentación de la iniciativa de reforma energética del Ejecutivo federal se pospuso para la próxima semana como parte de un acuerdo con las dirigencias nacionales de PAN y PRD para facilitar la reunión de la Asamblea Nacional, del primero, y el Consejo Nacional perredista del segundo, donde se discutirá el futuro de ambas dirigencias. Según confirmaron dos fuentes del Senado que pidieron reservar su identidad, este “acuerdo tácito” en el seno del Pacto por México se tomó para “amarrar” también los acuerdos con el PAN y fortalecer la dirigencia de Jesús Zambrano, en el PRD, quien pasó a presidir el Consejo Rector de aquel mecanismo. En tanto, el coordinador de los senadores priistas, Emilio Gamboa Patrón, quien anunció en días pasados que la reforma energética del gobierno de Peña Nieto y del PRI quedaría “lista” esta semana, no volvió a mencionar el tema. Luego de salir de una reunión a puerta cerrada con los integrantes de las juntas de Coordinación Política de ambas cámaras, Gamboa Patrón admitió que hay “algunas diferencias” en materia de transparencia para acordar la agenda del próximo periodo extraordinario, pero ya no volvió a mencionar nada sobre la reforma energética. El panista Ernesto Cordero, quien encabeza un grupo de 24 legisladores en el Senado, afirmó que si la reforma energética del gobierno federal “se queda más corta de la que presentó el PAN, sería una desilusión”. Cordero tampoco se descartó como futuro contendiente por la dirigencia nacional del PAN, y advirtió que el próximo fin de semana defenderá en la asamblea de su partido que la elección del futuro presidente panista “sea voto por voto” de la militancia. Las diferencias que han surgido en el seno de la bancada del PAN en el Senado, por razones internas, prendieron los focos rojos en torno a la reforma energética. Hasta ahora, ni el grupo de Gustavo Madero ni el de Ernesto Cordero han mostrado diferencias en torno a la apertura de Petróleos Mexicanos (Pemex) y el sector eléctrico a la inversión privada. Por el contrario, es el único punto en el que ambos coinciden. Las divergencias se localizan más en torno a la reforma política y otra serie de iniciativas que están en la agenda del Senado. Cordero insistió este miércoles en que debe buscarse una “reforma política integral” que incluya la segunda vuelta y la reelección de los legisladores, algo a lo que se han opuesto los priistas. El senador panista precisó que existe un grupo de 60 legisladores de ambas cámaras que apoyan esta propuesta y que incluso ya le enviaron una carta a Gustavo Madero. Públicamente, tanto Cordero como Madero han negado que la reforma política sea una “moneda de cambio” en torno a la reforma energética, pero otras versiones indican que, en realidad, este tema servirá para definir el futuro de la dirigencia nacional panista.

Comentarios