Carlos Navarrete se apunta para dirigir al PRD

viernes, 9 de agosto de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Carlos Navarrete Ruiz formalizó hoy sus intenciones de contener por la dirigencia nacional del PRD, por lo que anticipó que en breve presentará su renuncia a la secretaría de Fomento al Empleo del Gobierno del Distrito Federal, cargo que ocupa desde el 5 de diciembre de 2012. “He querido formalizar mi decisión de participar en el proceso para elegir al presidente nacional del PRD cuando los órganos del partido determinen emitir la convocatoria, cuando definan la fecha de la elección y el método de la elección", dijo Navarrete en conferencia de prensa. El dos veces diputado federal y una senador por la vía plurinominal, comentó que ya informó de su decisión al jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, a quien deberá entregar el cargo en las próximas dos semanas. "Pronto deberé separarme del gobierno de la Ciudad. Pronto, en acuerdo con el Jefe de Gobierno deberé procesar en qué condiciones entrego la Secretaría del Trabajo, en las mejores condiciones y, por supuesto, dedicarme de tiempo completo a esta tarea" de conseguir la dirigencia del PRD. Cobijado por la corriente Nueva Izquierda, que dirige Jesús Ortega, Navarrete afirmó que ya ha hablado con otros liderazgos de quienes solicita su apoyo, entre ellos el propio Mancera. "Inicié por supuesto con mi jefe, soy integrante de un gobierno democrático, soy Secretario del Trabajo del Distrito Federal, y no podía tomar ninguna decisión, ni caminar sin antes platicarlo, consultarlo con el Jefe de Gobierno; ya lo hice, y por lo tanto estoy en condiciones de iniciar este esfuerzo", dijo. Navarrete adelantó que a partir de la próxima semana, los días no laborables visitará algunos estados para reunirse con liderazgos perredistas, como Cuauhtémoc Cárdenas y los Gobernadores de Morelos, Graco Ramírez; Guerrero, Ángel Aguirre; Tabasco, Arturo Nuñez, y Oaxaca, Gabino Cue. "Ya me he reunido con el Jefe de Gobierno de la ciudad de México y me seguiré reuniendo con muchísimos liderazgos más que son fundamentales para conducir un partido, el partido más importante de la izquierda mexicana", explicó. "Lo hago porque soy militante del PRD, fundador del Partido de la Revolución Democrática desde 1989, fundador de otros partidos de izquierda de 1975 a la fecha, estoy cumpliendo prácticamente 38 años de militancia partidaria, empecé muy joven, desde los 20 años, igual que muchos de mis compañeros", presumió Navarrete Ruiz. Sin embargo, todos los cargos que ha ocupado el actual secretario del GDF han sido por nombramiento, no por elección, y las veces que ha competido ha perdido o ha declinado. En enero de 2012 declinó sus aspiraciones para contender por la candidatura al GDF, a favor de Alejandra Barrales, quien perdió ante Mancera. Sin embargo, Navarrete logró colarse en el equipo de campaña de Mancera y fue así como consiguió su más reciente puesto. En 2006 fue electo senador de la República por lista nominal y sus compañeros lo nombraron como coordinador de la Fracción Parlamentaria del PRD en el Senado de la LX Legislatura. Navarrete fue ratificado el 7 de agosto de 2009 para continuar como coordinador parlamentario del PRD durante la nueva legislatura, la LXI para el período de 2009 a 2012. El 31 de agosto de 2009 fue electo por unanimidad por sus compañeros senadores mediante cédulas en votación secreta, como el primer presidente de izquierda de la Mesa Directiva de la Cámara Alta, para los trabajos legislativos a iniciarse al día siguiente, para un período de un año. Fungió como diputado federal en la LIV Legislatura de 1988 a 1991, y el 5 de mayo de 1989 participó en la fundación del PRD. Este viernes, al hacer pública su aspiración, Navarrete expresó respeto por sus dos eventuales contrincantes por la dirigencia del PRD: el exjefe de Gobierno del DF, Marcelo Ebrard, y el exsenador Carlos Sotelo. "Los dos son dirigentes que aportan muchísimo al PRD y que sin duda alguna, si deciden participar será una contienda interna fraternal y entre compañeros. No una disputa entre enemigo, de ninguna manera, porque pasada la elección todos debemos trabajar juntos con el PRD. "Así que lamento informar que no habrá sangre, de mi parte ninguna intención. Habrá trato fraternal, debate político, propuestas, coincidencias, diferencias matizadas", sostuvo Navarrete.

Comentarios