PGR apelará liberación de Caro Quintero; se violó criterio de la SCJN, afirma

viernes, 9 de agosto de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La Procuraduría General de la República (PGR) interpondrá un recurso de apelación en contra de la liberación de Rafael Caro Quintero, “debido a la gravedad de los delitos de privación ilegal de la libertad y homicidio calificado entre otros, por los cuales, las víctimas del narcotraficante aún reclaman justicia”. La noche de este viernes 9, en un comunicado, el titular de la PGR, Jesús Murillo Karam, declaró que ordenó analizar la interposición de los recursos que en términos de la ley sean procedentes. El procurador sostuvo que el Primer Tribunal Colegiado ignoró por completo el reciente criterio sostenido apenas en marzo pasado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), pues ordenó a una autoridad que éste consideró incompetente, por razón de fuero, que sobreseyera las causas penales seguidas en contra de Caro Quintero, dejándolo en libertad. Señaló que de haber aplicado el criterio de la SCJN, debió remitir el expediente al juez que estimara competente para que conociera del juicio, pues de la manera en que sucedió, produce la absolución sin juicio por un juez que el mismo Tribunal consideró incompetente. Pese a ello, manifestó su absoluto respeto a las decisiones del Poder Judicial, aunque expresó su preocupación ante las resoluciones dictadas por el Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal del Tercer Circuito en el estado de Jalisco y el Segundo Tribunal Unitario del mismo circuito, que permitieron dejar en inmediata libertad a Caro Quintero. Por la mañana de este mismo viernes, el Consejo de la Judicatura Federal dio a conocer que el Primer Tribunal Colegiado en materia penal, con sede en Jalisco, concedió la absolución a Rafael Caro Quintero por el delito de asociación delictuosa, debido a que sobreseyó diversas causas. Entre los procesos judiciales sobreseídos se encuentra el secuestro y homicidio calificado cometido en contra de quien era agente de la DEA, Enrique Camarena Salazar, y de su piloto, Alfredo Zavala Avelar. En estos dos casos, el juez le otorgó el amparo bajo el argumento de que “se ha establecido que los tribunales federales carecen de competencia, por razón de fuero, para conocer de dichos ilícitos”. De igual manera se dictó el sobreseimiento de la causa penal 283/83 por el delito de homicidio calificado en contra de Albert G. Radelat y John Clyde Walker, debido a que “se varió, en perjuicio del quejoso, el marco legal trazado en las conclusiones acusatorias y fijado por el juez de distrito en la sentencia de primera instancia”. De igual manera se determinó sobreseer una acusación por el delito de privación ilegal de la libertad, “en virtud de que se advirtió que Caro Quintero fue previamente juzgado y absuelto por la comisión de ese delito. Se dictó el sobreseimiento por delitos contra la salud, en las modalidades de siembra, cultivo y cosecha de mariguana, y posesión del mismo estupefaciente con la finalidad de tráfico, cometidos en 1984 en los lugares denominados Los Juncos y el Racho Montesco, localizados en los municipios de Coyame y Julimes, del estado de Chihuahua, dado que esos hechos no fueron materia del auto de formal prisión dictada en la causa penal 191/84 acumulada a la 190/84, las cuales posteriormente se integraron a otro juicio. Rafael Caro Quintero pasó 28 años en prisión y este viernes obtuvo su libertad a la una y media de la madrugada. Años antes, Caro Quintero ganó en la Suprema Corte de Justicia de la Nación dos juicios de amparo en contra de la extradición solicitada por Estados Unidos. El último de ellos ocurrió en 2007, cuando fueron extraditados a territorio estadunidense más de 20 personas solicitadas por la justicia de ese país, entre las que se encontró Osiel Cárdenas Guillén. En aquella ocasión, uno de los argumentos que su defensa hizo valer ante el Poder Judicial de la Federación fue que en México no existe cadena perpetua ni pena de muerte, situación que podría enfrentar el narcotraficante mexicano en esa nación por la muerte del agente de la DEA Enrique Camarena Salazar.

Comentarios