El gobierno dispuesto a asumir los costos de la reforma hacendaria: Peña Nieto

jueves, 12 de septiembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente Enrique Peña Nieto salió en defensa de la reforma hacendaria que envió al Congreso de la Unión, el pasado domingo 8, y admitió que si bien el cobro de impuestos o la eliminación de tratamientos preferenciales no es una medida popular, su gobierno está dispuesto a asumir los costos. De lo que se trata, subrayó, es de romper con paradigmas, con modelos y formas que hoy están obsoletas y anacrónicas, que se quedaron en el pasado y son un freno de mano al desarrollo que México debe tener para ponerse al día. “Venimos a transformar y esto significa cambiar lo que de fondo ya no permite que el país avance de manera acelerada”, puntualizó en San Luis Potosí, durante la inauguración de la carretera Río Verde-Ciudad Valles. Acompañado del gobernador Fernando Toranzo y del secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, Peña Nieto enlistó las reformas que ha impulsado su gobierno y las bondades que, dijo, significan para el país. Manifestó que su gobierno asume el costo que pueda tener la reforma hacendaria, “porque cuando se trata de cobrar impuestos o de imponer nuevos impuestos o de eliminar exenciones o tratamientos preferenciales de nuestra legislación fiscal, evidentemente esto de ninguna manera resulta popular”. Los impuestos, añadió, están hechos para que al final de cuentas el Estado tenga una mayor capacidad financiera de generar beneficios para sus habitantes. Según el Ejecutivo, la reforma hacendaria que presentó el pasado domingo 8 reconoce que el sistema tributario tiene que ser justo, es decir que deberán pagar más quienes más ganen, y obtener mayores beneficios quienes menos tienen. Por ello, indicó, se ha impulsado un sistema de seguridad social universal, y a partir de que se apruebe la propuesta “todos los mexicanos tendrán acceso a la seguridad social universal, que es el tener la posibilidad de contar con una pensión cuando se llegue a la edad adulta de 65 años en adelante”. Además, dijo, las personas que estando en la formalidad y pierdan un empleo contarán con un seguro de desempleo, para que en lo que encuentran otro trabajo puedan tener un ingreso básico y elemental en lo que superan esa difícil condición.

Comentarios