Dejará Navarrete cargo en el GDF para ir por dirigencia nacional del PRD

miércoles, 25 de septiembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El secretario del Trabajo y Fomento al Empleo del Gobierno del Distrito Federal, Carlos Navarrete, dejará su cargo a finales de septiembre para contender por la presidencia nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), a la que también aspiran el exjefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, y el exsenador Carlos Sotelo. El mandatario capitalino, Miguel Ángel Mancera, informó lo anterior y, sin dar nombres, adelantó que ya se analizan perfiles para determinar quién sustituirá a Navarrete en el puesto que ocupa desde el 5 de diciembre de 2012. “Estamos trabajando y vamos a estar muy pendientes en su momento para que lo conozcan o la conozcan”, dijo brevemente en entrevista. Asimismo, reiteró que él se mantiene ajeno a las decisiones del PRD y rechazó que Navarrete sea su “gallo” para contender por la dirigencia nacional. “Yo estoy ajeno a temas que tengan que ver con decisiones del partido, yo respeto por supuesto los organismos, los grupos, las aspiraciones de todo mundo y que sea el mejor”, expuso. El pasado 9 de agosto, Navarrete –identificado con la corriente de Nueva Izquierda, de los llamados “Chuchos”, cuyos líderes son Jesús Zambrano y Jesús Ortega– formalizó sus intenciones de contender por la dirigencia nacional del PRD. “He querido formalizar mi decisión de participar en el proceso para elegir al presidente nacional del PRD cuando los órganos del partido determinen emitir la convocatoria, cuando definan la fecha de la elección y el método de la elección”, manifestó. El exsenador afirmó en aquella ocasión que ya había hablado con otros liderazgos para solicitar su apoyo, entre ellos el propio Mancera. “Inicié por supuesto con mi jefe, soy integrante de un gobierno democrático, soy secretario del Trabajo del Distrito Federal, y no podía tomar ninguna decisión, ni caminar sin antes platicarlo, consultarlo con el jefe de Gobierno. Ya lo hice, y por lo tanto estoy en condiciones de iniciar este esfuerzo”, puntualizó. También adelantó que visitaría algunos estados para reunirse con liderazgos perredistas, como Cuauhtémoc Cárdenas y los gobernadores de Morelos, Graco Ramírez; de Guerrero, Ángel Aguirre; de Tabasco, Arturo Núñez, y de Oaxaca, Gabino Cué. “Ya me he reunido con el jefe de Gobierno de la Ciudad de México y me seguiré reuniendo con muchísimos liderazgos más que son fundamentales para conducir un partido, el partido más importante de la izquierda mexicana”, explicó. Al hacer pública su aspiración, Navarrete también expresó respeto por sus dos eventuales contrincantes por la dirigencia del PRD: Marcelo Ebrard y Carlos Sotelo. “Los dos son dirigentes que aportan muchísimo al PRD y que sin duda alguna, si deciden participar, será una contienda interna fraternal y entre compañeros, no una disputa entre enemigo, de ninguna manera, porque pasada la elección todos debemos trabajar juntos con el PRD”. Exactamente un mes después de que Navarrete formalizó su intención de buscar la dirigencia del PRD, el exjefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubón, admitió que entre ese partido y el Revolucionario Institucional actualmente “no hay diferencia”. Por ello, dijo, buscará hacer cambios radicales si los votos de la militancia le favorecen en marzo de 2014, cuando participará en el proceso de renovación de la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional (CEN). En esa ocasión, de visita en Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco, Ebrard criticó de nueva cuenta al presidente nacional del PRD, Jesús Zambrano, debido a que, apuntó, desatiende el quehacer interno porque está distraído con sus aspiraciones a la Presidencia de la República. Antes, el pasado 29 agosto, al reunirse con diputados y alcaldes electos de Puebla, el exmandatario capitalino aprovechó la ocasión para promover su proyecto político en caso de que los perredistas lo elijan como su dirigente nacional. “Voy a participar, por supuesto, en ese proceso de renovación, porque me importa el partido al que pertenezco y las ideas que defendemos. Si no me importara, la verdad ni los molesto, ahí me quedó a ver qué me ofrecen o qué agarro”, puntualizó. Ebrard Casaubón afirmó que su interés político también está en convertirse en el candidato del PRD a la Presidencia de la República en 2018, pero advirtió que ese partido tiene que trabajar por representar a la izquierda en el 2015, año de la elección intermedia.

Comentarios