Intelectuales, artistas y escritores, a favor de la despenalización de la mariguana

miércoles, 25 de septiembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Marta Lamas, Javier Sicilia, Gael García Bernal, Juan Villoro, Héctor Aguilar Camín y otras figuras públicas se pronunciaron a favor de la despenalización del consumo de la mariguana mediante el aumento de las dosis de uso personal permitidas; ya que, aseguran, es un buen paso hacia una política antidrogas alternativa. Actualmente se permite que un ciudadano lleve consigo cinco gramos de mariguana, sin que incurra en ninguna infracción ni nadie lo pueda detener. Un cigarro de mariguana suele llevar alrededor de un gramo de yerba. En un desplegado, firmado por 67 activistas, artistas e intelectuales, se asegura que México ha pagado un alto costo por aplicar “la política del prohibicionismo”, y que si bien ninguna medida en lo individual puede acabar con la violencia, la corrupción y la inseguridad, la despenalización de la mariguana es un avance. Destacan que la ley de salud vigente, que tolera el consumo de todas las drogas ilícitas en dosis pequeñas, en lugar de proteger al consumidor termina por criminalízalo. Asimismo resaltan el hecho de que el riesgo de volverse adicto a la mariguana es tan sólo de 11%, menor al del alcohol (15%) o el tabaco. “El 60% de los presos en las cárceles federales del país están sentenciados por delitos contra la salud; de éstos, el 58.7% están vinculados a la mariguana. En el caso de mujeres, la cifra de sentencias por delitos contra la salud llega al 80%”, señalan. La criminalización de la mariguana aumenta su precio, dinero que —aseguran— se usa usan para comprar armas, pagar sicarios y corromper funcionarios públicos, y aseguran que la despenalización reduciría ese ingreso al narcotráfico. También resaltan que el contexto internacional ha cambiado, ponen de ejemplo que en 20 estados de la Unión Americana está permitido el uso medicinal de la mariguana, y en dos el uso recreativo, y que los diputados de Uruguay legalizaron su producción, distribución y consumo; e incluso la OEA presentó un amplio informe sugiriendo la posibilidad de legalizarla. Aseveran que su posesión, para consumo personal en personas adultas, está dentro de los límites de la autonomía y privacidad de cada individuo. “Cada uno debe ser libre de consumir lo que desee, mientras no dañe a terceros”, señalaron. Por último, proponen a la Ciudad de México como una buena opción para iniciar un cambio en la materia ya que en el pasado ha legislado la ampliación de derechos y libertades en otros temas polémicos. “La opinión pública en la capital es cada vez más tolerante frente a las decisiones individuales y lo puede ser también en lo referente al consumo de mariguana, con miras a una regulación más completa en el futuro”, puntualizaron.

Comentarios