Decide la CNTE continuar con plantón y movilizaciones en el DF

domingo, 29 de septiembre de 2013
OAXACA, Oax. (proceso.com.mx).- Por “la política de oídos sordos” del gobierno federal, la Asamblea Estatal de la Sección 22 del SNTE-CNTE, acordó continuar el paro indefinido de labores por séptima semana consecutiva y prolongar la “jornada de lucha nacional de manera masiva”, en la capital del país, en defensa de la educación pública, laica, gratuita y el empleo. De igual forma, responsabilizaron al gobierno de Enrique Peña Nieto de que el paro se prolongue en detrimento de la niñez y se extiendan las movilizaciones en diferentes entidades por “no dar respuesta a las legítimas demandas del magisterio nacional aglutinado en la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE)”. Advirtieron que al igual que en semanas anteriores, en varios estados del país continuarán las movilizaciones en contra de la “nefasta contrarreforma que lacera los derechos laborales y que a través de la autonomía de gestión dejara en manos de los padres de familia el sustento y manutención de las escuelas de educación pública en el país”. Durante la madrugada de este domingo, la asamblea acordó que se refuercen las brigadas en las diferentes secciones que hoy manifiestan su repudio a la mal llamada reforma educativa e integrar también a otros sectores de la sociedad como estudiantes, campesinos, organizaciones sociales y sindicatos con el propósito de que se incorporen al plantón nacional y fijar una fecha para el inicio unitario de la huelga nacional. Al cumplirse 35 días de que un millón 300 mil estudiantes se encuentran sin clases, insistieron en “no reconocer la reforma educativa y las leyes secundarias aprobadas” y fortalecer el “movimiento de resistencia y desobediencia civil con la consigna: ¡en Oaxaca, la reforma del espurio Peña Nieto no pasara!”. En la asamblea también se acordó respaldar al Comité Ejecutivo Seccional (CES) y al secretario general de la Sección XXII, Rubén Núñez Ginez, quienes supuestamente han sido denostados en algunos medios de comunicación por la “venta del movimiento”. Núñez Ginez dijo que “él sería el último en claudicar en la presente jornada de lucha” Y agregó que quienes pretenden dividir el movimiento no lo han logrado ni lo lograrán ya que los principios del Movimiento Democrático siguen vigentes. Dentro de sus pronunciamientos destacan la “la salida inmediata de Emilio Chuayffet de la Secretaría de Educación Pública por atentar contra la educación pública y gratuita. De igual forma, responsabilizan al Gobierno del Estado de Oaxaca de las consecuencias que conlleve la toma de escuelas y se exige que evite generalizar estas acciones en las regiones del estado o en su caso este movimiento magisterial se reserva el derecho de accionar en defensa de las mismas. También se manifestaron en “contra de todos los gobernadores del país que respaldaron agresiones violentas a los maestros que  manifiestan su repudio a la nefasta Reforma Educativa”. Con nombres y apellidos señalaron a los profesores que han alentado la toma de escuelas en la entidad pero también hicieron reconocimientos a las autoridades municipales que se han opuesto a que la “espuria” Sección 59 tome planteles e inicie el ciclo escolar. En la asamblea se pronunciaron en contra del diputado plurinominal del Partido Nueva Alianza, Jefte Méndez, “por aperturar la toma de escuelas en el Sector Tlacolula” y en contra del legislador Enrique Rojas Espinoza por denostar y amenazar al CES de la Sección XXII a través de las Redes Sociales y para que deje de inmiscuirse en los asuntos del magisterio.  

Comentarios