Remiten al Reclusorio Sur a siete detenidos el 1 de septiembre

martes, 3 de septiembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Un descuido del abogado Juan de Dios Hernández provocó que cuatro de los 16 jóvenes detenidos durante los disturbios del 1 de septiembre fueran remitidos hoy al Reclusorio Preventivo Varonil Sur. Tres más que se encontraban retenidos en la Coordinación Territorial de Tláhuac tampoco pudieron acreditar el pago de la fianza, por lo que fueron enviados al mismo reclusorio. Los otros nueve salieron libres esta madrugada. Según Elvira Nava, madre de Gonzalo Amozurrutia Nava, de 28 años, el litigante los abandonó, ya que esta mañana no se presentó ante el Ministerio Público para informar que el depósito de los jóvenes estaba en trámite. En su lugar, el abogado mandó a su asistente, Laura Osuna, quien no está titulada y, por lo tanto, no tiene autorización para litigar. Además, dijo, ninguno de los dos volvió a contestar sus llamadas. El plazo vencía a las 09:00 horas, pero al no poder acreditar el monto que el agente les fijó –23 mil 443.12 pesos–, los cuatro jóvenes fueron trasladados al reclusorio. Nava dijo a Apro que el dinero para pagar la fianza se reunió con la cooperación de varias personas que atendieron el llamado que hicieron en las redes sociales. A través de Twitter, amigos y familiares de los detenidos, en particular de Gonzalo Amozurrutia, solicitaron apoyo de la gente para que hiciera sus donativos en el número de cuenta 788 577 233 98 de Banamex, a nombre de Diego Amozurrutia. “Recibimos dinero para pagar las fianzas y nos sigue llegando. Eso fue muy bonito”, dijo Nava, quien acusó a las autoridades de actuar por venganza. Además, agregó, les han dicho que las detenciones fueron por consigna del jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera. “Sentimos que fue como decir: ‘órale, vas a salir, pero te va a costar’, y nos han tratado muy mal”, subrayó, y comentó que a los jóvenes que estaban en la Coordinación Territorial de Tláhuac tampoco les aceptaron los recibos del pago de la fianza. Ahora, añadió, deberán esperar a que los nuevos abogados que se están haciendo cargo de la liberación convenzan al juez de que les acepte el recibo del depósito de la fianza, ya que al no haber cumplido con el plazo, es posible que –según le dijeron– incrementen el monto. Gonzalo Amozurrutia es licenciado en Historia y actualmente estudia la maestría en Estudios Latinoamericanos en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Durante dos años fue ayudante de Enrique Semo en la clase de Historia de México, Siglo XIX, en la misma facultad. El propio Semo lo describió en una carta enviada a La Jornada como “un estudiante brillante y un ayudante diligente y efectivo”. Junto con Gonzalo se encuentran: Juan Daniel Velázquez Puero, de 19 años; Pavel Alejandro Primo Noriega, de 23, y Gustavo Ruiz Lizárraga, de 30. Los dos últimos son representantes de medios independientes que fueron detenidos cuando cubrían los enfrentamientos del pasado domingo 1. Los detenidos que estaban en la Coordinación Territorial de Tláhuac y que también fueron remitidos al reclusorio sur son: Omar Beristaín Montiel y Gabriel Carrión Soto, ambos de 19 años, además de Jessie Alejandro Montaño Sánchez, de 28. En el transcurso del día quedaron libres: Ana Berenice de la Cruz Cortés, de 23 años; José Eduardo Alonso Vigueras, de 21; Marco García Alatorre, de 22; José Luis Galicia Arce, de 19; Estela Morales Castillo, de 32, y Alejandro Amado Frautro, de 27, estos dos últimos periodistas independientes. También quedaron en libertad Silvia Leticia Colmenero Morales, de 28 años, y los menores, Jesús N, de 17 y Ángel, de 15 años. RSF pide la liberación de periodistas La organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) demandó al gobierno federal la liberación de Gustavo Ruiz Lizárraga, Pável Alejandro Primo Noriega, Estela Morales y Alejandro Amado Fraustro, los cuatro periodistas de medios independientes arrestados el domingo 1, durante las protestas contra la Ley General del Servicio Profesional Docente, y retirar los cargos presentados contra ellos. “RSF pide que estos periodistas sean puestos en libertad de inmediato y que se retiren los cargos presentados contra ellos. Su único crimen fue haber querido ejercer debidamente su oficio de reporteros y garantizar el derecho a la información de los ciudadanos”, indicó en un comunicado la organización defensora de la libertad de prensa. Agregó que la ola de arrestos actual “recuerda mucho a los tumultuosos inicios del mandato del presidente Enrique Peña Nieto y la detención de los fotógrafos Mircea Topoleanu y Brandon Daniel Bazán”, en diciembre de 2012. “Dado el contexto de violencia contra el gremio periodístico en México, RSF exige que se respete el trabajo de los periodistas y que se emprenda una investigación por estos abusos policiacos”, señaló la organización. Ruiz Lizárraga trabaja como fotógrafo para la Agencia Autónoma de Comunicación SubVersiones y filmaba la detención de manifestantes cuando a él también lo forzaron a subir a un camión de la policía. El reportero entregó su cámara a otro compañero y su video “constituye una prueba de los abusos de las fuerzas del orden y de la falsedad de las acusaciones presentadas contra los periodistas”, precisó RSF. Primo Noriega, de Multimedios Cronopios; Morales, de Regeneración Radio, y Amado Fraustro, periodista independiente, son los otros arrestados. “Se acusa a los periodistas, entre otros cargos, de ‘ataques a la paz pública’, ‘obstaculización del ejercicio legítimo de la autoridad’, ‘portación, fabricación e importación de objetos aptos para agredir’ y ‘resistencia de particulares’”, señaló. RSF también denunció la agresión sufrida por el fotógrafo Daniel Cruz, del diario Milenio, atribuida a miembros de la policía pese a que se identificó como reportero.

Comentarios