Continúa deslinde de policias en supuesto "levantón" de 20 jóvenes

miércoles, 4 de septiembre de 2013
CHILPANCINGO. Gro. (apro).- El secretario de Seguridad Pública estatal, Sergio Javier Lara Montellanos, rechazó que elementos de la Policía Federal (PF) hubieran irrumpido la madrugada del pasado 31 de agosto en un antro de esta capital, de donde 20 jóvenes fueron levantados y posteriormente liberados en la autopista del Sol. El funcionario calificó como falso el señalamiento del alcalde de esta capital, Mario Moreno Arcos, quien ayer afirmó que fueron policías federales quienes realizaron el operativo en el centro nocturno Room Night Club, que sembró terror y pánico entre los jóvenes que ahí se encontraban. De acuerdo con Lara Montellanos, hasta el momento ninguna de las personas que fueron privadas de su libertad ha presentado su denuncia ante autoridades ministeriales, y exhortó al administrador del antro, Misael El Tigre Marín, a que presenté los videos en donde dice que se observa a personas con "uniformes de la Policía Federal" realizando "un operativo mal ejecutado que afectó a sus amigos y clientes". Entrevistado en la sede del Congreso local, el almirante retirado afirmó: "La Policía federal no fue y tampoco la policía estatal". El hecho difundido en redes sociales por testigos, apuntó, es "una información sin confirmar", porque "nadie acepta la levantada, nadie dice: ‘me levantaron’". Ayer, Moreno Arcos señaló que el día del supuesto levantón, agentes de la PF realizaron un operativo en bares de la capital, y justificó la secrecía argumentando que "normalmente ellos (los federales) no comparten con ninguna autoridad las acciones que están emprendiendo en la ciudad", entre ellas la “aparente” detención de los jóvenes. Además, advirtió que sancionarán administrativamente a los propietarios del centro nocturno Room Night Club, debido a que el lugar permanecía abierto a las seis de la mañana sin justificación alguna, cuando el reglamento exige el cierre de bares y cantinas a las 2:00 horas. Por su parte, el administrador del antro, Misael Marín, afirmó que se trató de un operativo “mal ejecutado” por parte de policías federales que se llevaron a algunas personas. Él mismo, dijo, fue por sus amigos y clientes a la caseta de Palo Blanco, sobre la autopista del Sol, donde fueron abandonados por los federales después de sacarlos del bar. Incluso ha dicho que está dispuesto a proporcionar los videos de vigilancia a las personas "afectadas", en caso de que decidan proceder legalmente contra los supuestos elementos de la PF.

Comentarios