Veracruz: maestros colapsan al estado con bloqueos carreteros y toma de calles

miércoles, 4 de septiembre de 2013
XALAPA, Ver. (proceso.com.mx).- En protesta contra las reformas en materia educativa y la aprobación de la Ley del Servicio Profesional Docente, alrededor de 30 mil maestros agremiados a diversos sindicatos independientes –e incluso del propio SNTE– marcharon por las calles de las principales ciudades del estado. La mayor movilización se registró en esta ciudad con cierre de calles, toma de edificios y de la Plaza Lerdo; también hubo protestas en diversos puntos de la entidad como Córdoba, Orizaba y el puerto de Veracruz. Las clases se suspendieron en casi todo el estado, pues los profesores salieron a las calles para expresar su repudio contra el presidente Enrique Peña Nieto, diputados federales y senadores que aprobaron la reforma educativa que, afirman, viola sus derechos y garantías individuales. Los manifestantes pertenecen a los sindicatos Unificador de los Trabajadores al Servicio del Estado y del Magisterio (SUTSEM); Democrático de Trabajadores y Empleados de Veracruz (SDTEV); Independiente de Trabajadores de la Educación de México (SITEM); Estatal de Trabajadores al Servicio de la Educación (SETSE); Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y de Trabajadores de la Escuela Normal Veracruzana (STENV), así como alumnos de esta última institución que también se unieron a las marchas. Este miércoles fue el tercer día de protestas y brazos caídos de miles de docentes que se sienten traicionados por el gobierno y que se sumaron a las protestas y plantones realizados frente a Palacio de Gobierno y en la Secretaría de Educación de Veracruz. Los maestros retaron a Peña Nieto a someterse a una evaluación: “El que repruebe se va”, “Si reprueba, Peña se va”, “Prensa vendida, cuéntanos bien, no somos uno ni somos cien”, gritaban mientras portaban pancartas de colores y mantas con leyendas como “Peña, tú y yo. Mismo día, misma hora, mismo lugar, mismo examen. El que repruebe se va”, “Si aprueba Peña, se queda, si no se va”. Miles de profesores junto con estudiantes, niños y hasta personas de la tercera edad llegaron a la Plaza Lerdo –en pleno centro de la ciudad– con bocinas y micrófonos donde retumbaban frases como “Maestro callado, seguro diputado”, “Ni Peña ni Duarte podrán educarte”. Posteriormente otro grupo de docentes tomó la carretera federal Xalapa-Veracuz para protestar contra la Ley de Servicio Profesional Docente, la cual aseguran se contrapone al artículo 123 constitucional y viola los derechos laborales Los inconformes exigen que se respeten sus derechos, pues no están dispuestos a perder todo lo que han ganado. Por ello exigen al gobernador Javier Duarte de Ochoa que haga pública la inconformidad del gremio magisterial veracruzano respecto a la reforma educativa, además de que se deroguen los artículos que según ellos violentan sus derechos como trabajadores También piden que no se tomen represalias contra los maestros que se manifiestan, pues aseguran que fueron amenazados por sus propios líderes sindicales de que perderían su trabajo, sin embargo ellos siguen en la lucha por sus derechos. Mientras tanto, el gobierno del estado se mantiene en silencio y ha enviado comunicados a los medios asegurando que todo está bajo control. Hasta el momento varias calles de la ciudad siguen tomadas, incluso el Palacio de Gobierno. Los profesores amenazan con tomar el Congreso en espera de que el gobierno dé la cara. En Córdoba, alrededor de 20 mil maestros de al menos 30 municipios también abarrotaron las calles en un intento por ser escuchados, tomando la caseta de cobro del municipio de Fortín de las Flores de la autopista Veracruz-México. Las protestas, que cumplen su tercer día, afectaron a más de 50 mil alumnos de esa zona; únicamente las escuelas privadas y la Universidad Veracruzana (UV) siguen con sus actividades normales. Los inconformes marcharon por casi una hora por las principales calles de la localidad para después realizar un plantón en la explanada del Parque 21 de Mayo, frente a Palacio Municipal, donde permanecen sin importarles la lluvia, los truenos o el frío. Se espera que las protestas continúen hasta que haya una solución a las demandas. Los maestros advierten que si es necesario, realizarán un paro nacional o indefinido.

Comentarios