Peña, como sus antecesores, también promete simplificar el sistema fiscal

jueves, 5 de septiembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente Enrique Peña Nieto se comprometió a impulsar una reforma hacendaria para consolidar la estabilidad mexicana, simplificar el sistema fiscal e incrementar la competitividad de la planta productiva. Durante su participación en la primera sesión plenaria de la Cumbre del G-20, en San Petersburgo, el Ejecutivo aseguró que su propuesta fomentará la formalidad de la economía, fortalecerá el federalismo y aumentará la transparencia en el ejercicio de los recursos públicos. En el plano financiero internacional, aseguró que la coordinación en materia tributaria puede desempeñar un papel fundamental para fortalecer los ingresos públicos y la estabilidad económica. "Por ello México está comprometido a evitar las prácticas que erosionan la base gravable y transfieren ganancias para evadir el pago de impuestos'', apuntó el mandatario en la mesa de trabajo presidida por el presidente de Rusia, Vladimir Putin, donde también participa el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y la canciller alemana, Ángela Merkel. Ante los líderes del G20, Peña Nieto demandó a las economías más fuertes del planeta establecer mecanismos internacionales de intercambio automático de información fiscal y financiera. Recordó que México ya forma parte de la Iniciativa Multilateral del Intercambio Automático de Información en Materia Fiscal junto con Alemania, España, Francia, Italia y Reino Unido, y que con Estados Unidos ha avanzado "de manera importante" en un mecanismo para compartir información de cuentahabientes estadunidenses en México y viceversa, que entrará en vigor durante el ejercicio fiscal de 2014. En la sesión de trabajo "Crecimiento y estabilidad financiera", urgió a alinear políticas y estrategias para fortalecer la economía internacional, mantener niveles de deuda sostenibles y tener una recuperación económica mundial real. También estableció que la experiencia mexicana ha demostrado en las últimas tres décadas que la estabilidad económica es una condición necesaria, pero no indispensable para crecer. "Es imperativo activar un crecimiento elevado y sostenido que genere buenos empleos y que permita elevar la calidad de vida: ese es el gran objetivo de la agenda de reformas que estamos impulsando", destacó Peña Nieto en Rusia.

Comentarios