Detiene Ejército a cuatro presuntos sicarios tras enfrentamiento en sierra de Guerrero

domingo, 8 de septiembre de 2013
CHICHIHUALCO, Gro. (proceso.com.mx).- Desde hace tres días, la cabecera municipal de Leonardo Bravo permanece sitiada luego de que el Ejército desató una cacería en contra de una célula al servicio del grupo criminal Los Rojos que opera impunemente en este lugar enclavado en la Sierra Madre del Sur. Al respecto, autoridades castrenses y ministeriales informaron que desde el día del enfrentamiento fueron detenidos cuatro presuntos delincuentes y aseguraron 12 armas, 10 largas y dos cortas, así como cartuchos, fornituras y equipo de radiocomunicación. Los inculpados, indicaron las fuentes oficiales, fueron puestos a disposición del Ministerio  Público federal y del fuero común acusados de los delitos de homicidio, delincuencia organizada y portación de armas de uso exclusivo de las fuerzas armadas. También precisaron que solamente fueron dos las personas que murieron durante el enfrentamiento armado y no 10 civiles y un militar, como indicaban los reportes preliminares de este hecho violento. Durante un recorrido realizado la mañana de este domingo en la zona del conflicto, este medio recogió testimonios que permiten reconstruir una parte de esta historia: La mañana del viernes 6, un convoy militar del 50 Batallón de Infantería con sede en Chilpancingo, se desplazaba por un agreste camino que conduce a la mina Delfina, ubicada a poco más de tres kilómetros de la cabecera municipal sobre la ribera del río Huacapa. Aproximadamente a las 11:00 horas, los militares fueron emboscados por un grupo armado que atacó desde una cueva ubicada en la parte alta de la ladera del cerro Tejerías, a unos cien metros de la mina. Enseguida, los soldados repelieron la agresión de abajo hacia arriba y comenzó un enfrentamiento que se prolongó durante varios minutos. La estratégica ubicación de la cueva, desde donde se tiene una amplia perspectiva del lugar, permitió que algunos de los agresores escaparan entre la tupida zona arbolada; cuatro más fueron detenidos y uno de ellos abatido durante la refriega. La cueva es un tiro de mina construido hace algunos años que estaba abandonado. Se encuentra a unos cien metros de altura sobre el camino, tiene unos 50 metros de profundidad y actualmente era utilizado por el grupo delictivo como refugio. Informes de la Procuraduría local indican que en el lugar los militares encontraron ropa, fornituras y armamento. También refieren que en la boca de la caverna quedó el cuerpo de uno de los presuntos agresores. La zona sigue resguardada por soldados que mantienen un impresionante despliegue aéreo y terrestre con el propósito de ubicar a los agresores que escaparon. Ayer, este medio dio a conocer que el Ejército sitió el poblado Chichihualco, cabecera municipal de Leonardo Bravo, lugar conocido como la cuna del “Héroe del perdón” como le llaman a Nicolás Bravo, personaje histórico originario de este lugar y ligado al movimiento de Independencia. Desde hace tres días, los pobladores viven con temor y zozobra por el cerco militar que abarca tres retenes instalados sobre la carretera interestatal Chilpancingo-Tlacotepec, a la altura de los poblados de El Palmar, Atilxtac y la cabecera municipal de Leonardo Bravo, donde revisan a todos los vehículos que circulan por la zona. La operación militar tiene como propósito desarticular una banda al servicio del grupo denominado Los Rojos que opera impunemente en esta capital y parte de la sierra bajo la protección de autoridades locales, indican reportes oficiales. A tres días del enfrentamiento, el alcalde perredista Leopoldo Cabrera Chávez ha decidido esconderse y no ha dado una explicación a los habitantes sobre el cerco militar en este lugar, reprocharon algunos pobladores. Autoridades estatales tampoco han emitido una postura para explicar lo que está ocurriendo en esta zona de la Sierra Madre del Sur, donde la brutal disputa por la zona de producción y trasiego de drogas ha provocado el desplazamiento de más de dos mil personas, quienes durante el éxodo para buscar refugio en otros puntos de la entidad van dejando pueblos fantasmas en al menos tres municipios.

Comentarios