Por narcoviolencia, suspenden envío de médicos a la sierra de Chihuahua

domingo, 8 de septiembre de 2013
CHIHUAHUA, Chih. (proceso.com.mx).- Ante la inseguridad que predomina en la sierra, la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACh) decidió no enviar médicos pasantes ni residentes al hospital de Guadalupe y Calvo, para evitar que corran riesgos. El visitador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Víctor Horta Martínez, informó sobre la determinación de la UACh y pidió a las autoridades no minimizar los índices de violencia que van a la alza. Por tal motivo el hospital enfrenta un déficit de profesionales de la salud, a pesar de que el municipio tiene una población mayormente indígena de escasos recursos. Este año llegaron al nosocomio sólo dos pasantes de enfermería, aun cuando las autoridades prometieron enviar más médicos. Anteriormente había ginecólogos y pediatras pero ahora no se dispone de esas especialidades. El equipo del hospital es obsoleto y cuando se avería transcurren meses o hasta años para ser reparados. Guadalupe y Calvo ha sufrido en los últimos meses de la violencia del crimen organizado con constantes ajustes de cuentas entre bandas del crimen organizado y ejecuciones.

Comentarios