Reportan otros 800 desplazados por la narcoviolencia en Guerrero

lunes, 9 de septiembre de 2013
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- El alcalde perredista de General Heliodoro Castillo, Mario Alberto Chávez Carvajal, informó que el desplazamiento de personas por la narcoviolencia continúa en este municipio enclavado en la zona de la Sierra, donde en los últimos días al menos 800 personas abandonaron 10 comunidades colindantes con el municipio de San Miguel Totolapan. Desde el viernes 6, las víctimas se refugiaron en Tlacotepec, cabecera municipal de Heliodoro Castillo, donde permanecen en un albergue habilitado en el lugar denominado Casa de Piedra y en viviendas de familiares. Durante el miércoles y jueves de la semana pasada, los habitantes de la comunidad de Las Parotas denunciaron la irrupción de un grupo de 80 personas armadas que durante esos días estuvieron atacando el poblado y despojando de bienes a sus habitantes. Los pobladores huyeron atemorizados del lugar. Al éxodo se fueron sumando habitantes de nueve poblaciones más que colindan con el municipio de San Miguel Totolapan, explicó el edil perredista. Por ello, Chávez Carvajal acudió a esta capital acompañado por comisarios municipales, comerciantes y ciudadanos para solicitar al gobierno estatal y el Ejercito, resguardo militar con el propósito de esta forma tratar de revertir los efectos de la brutal confrontación entre bandas delincuenciales que disputan las zona de producción y trasiego de drogas. En respuesta, el secretario de Gobierno, Jesús Martínez Garnelo, anunció el reforzamiento de la seguridad en la Sierra Madre del Sur, durante una reunión en la sede del Ejecutivo donde estuvieron las víctimas de la narcoviolencia y autoridades municipales, estatales y el comandante de la 35 Zona Militar, Juan Manuel Rico Gámez. Con este hecho, en Heliodoro Castillo suman más de mil 800 las personas desplazadas durante este año. Pobladores de este municipio y de San Miguel Totolapan han buscado refugio en la comunidad de Tlacotepec. A mediados de julio, Proceso dio a conocer que más de 600 personas se refugiaron en la iglesia de la cabecera municipal de San Miguel Totolapan porque fueron expulsados de comunidades de este municipio y de Argelia, en la región de la Tierra Cliente. Luego, a principios de agosto, el fenómeno de los desplazados se extendió a General Heliodoro Castillo donde al menos mil personas huyeron de comunidades de este municipio que se ubican en las inmediaciones del vaso de la presa El Caracol y colindan con Apaxtla de Castrejón. En tanto que otras 300 personas del municipio de San Miguel Totolapan se refugiaron en Acapulco y Tecpan de Geleana. Y ahora, el alcalde perredista de General Heliodoro Castillo dio a conocer que otras 800 personas abandonaron sus hogares que colindan con San Miguel Totolapan para refugiarse en la cabecera municipal, Tlacotepec. Desde el principio de esta tragedia, el gobernador Ángel Aguirre Rivero minimizó el hecho, al calificar a los desplazados como emigrantes. Hasta ahora los anuncios de reforzamiento de la seguridad en los municipios de la Sierra y las regiones Norte y Tierra Cliente no han reducido los índices delincuenciales, mucho menos la capacidad de las bandas criminales que operan impunemente sembrando el terror en la zona rural y urbana y dejando pueblos fantasmas.  

Comentarios