Queman bandera de EU ante la negativa de revisar el caso de Edgar Tamayo

jueves, 16 de enero de 2014
CUERNAVACA, Mor. (apro).- Un grupo de activistas quemó una bandera de Estados Unidos y clausuró simbólicamente dos establecimientos de McDonald’s y Burguer King, en protesta porque el gobierno de Texas se ha negado a revisar el caso de Edgar Tamayo, cuya inyección letal está programada para el próximo miércoles 22. El representante de la Unión de Campesinos Migrantes de México, Taurino Castrejón Salgado, y 10 personas más, se dieron cita en el McDonald’s del Centro Histórico de esta capital, en cuyas puertas colocaron un candado que minutos después fue retirado. Lo mismo hicieron en el Burguer King, donde al colocar la cadena forcejearon con una empleada de la empresa estadunidense que se negaba a que cerraran las puertas del negocio de hamburguesas. En otra acción, frente a Palacio de Cortés, Castrejón Salgado prendió fuego a una bandera de Estados Unidos. En ese lugar, el activista señaló que el gobierno texano se ha negado a revisar el caso del morelense, pese a que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) detectó irregularidades en el proceso y ordenó al gobierno de Rick Perry revisar el caso. Los activistas a favor de los migrantes anunciaron una campaña con volantes para repudiar la condena que pesa sobre Edgar Tamayo, y convocaron a una manifestación, el próximo domingo 19, para protestar contra la pena de muerte del reo mexicano. Ayer, los abogados del Tamayo interpusieron una demanda ante cortes federales en contra de la Junta de Perdones de Texas y del gobernador Rick Perry, a los que acusan de "Procedimientos de Clemencia Inadecuados". "El proceso de Clemencia de la Junta de Perdones de Texas está rodeado de secrecía. Sus miembros se han negado incluso a reunirse para discutir la petición de Clemencia de nuestro cliente", denunció Sandra Babcock, abogada de Tamayo y profesora de la Escuela de Leyes en "Northwestern University". La demanda interpuesta por la defensa del mexicano estipula que la Junta de Perdones de Texas ha violado sus propias reglas de "un proceso justo". Acusa específicamente al organismo de negarse en ocasiones repetidas a dar acceso a la defensa a los argumentos y evidencias presentadas por el fiscal que se opone a la clemencia de Tamayo, de acuerdo con información difundida por la agencia EFE.

Comentarios