Castillo no va a sustituir a nadie en Michoacán: César Camacho

viernes, 17 de enero de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente nacional del PRI, César Camacho, respondió este viernes a las declaraciones de diversos actores políticos, quienes aseguraron que Alfredo Castillo Cervantes fue nombrado como comisionado para la Seguridad y el Desarrollo de Michoacán para desplazar al gobernador Fausto Vallejo. "La decisión del presidente de nombrar a un comisionado fue una decisión rotunda. Alfredo Castillo no va a sustituir a nadie (...) le va a rendir cuentas sólo al presidente Enrique Peña Nieto", subrayó el priista. En conferencia de prensa, luego de reunirse con consejeros del Instituto Federal Electoral (IFE), Camacho aseguró que la presencia de quien fungió como procurador de Justicia del Estado de México durante el escándalo de la niña Paulette, responde simplemente a la necesidad de coordinación que existe para devolver la paz a Michoacán. En esa entidad, dijo, se requiere una estrategia que no sólo regrese la paz y legalidad, sino que también permita el crecimiento y el desarrollo de la sociedad. El gobierno de la República, agregó, sólo contribuye al fortalecimiento de la seguridad en Michoacán, donde el Congreso del estado, el gobernador, los presidentes municipales y los alcaldes continúan con sus labores apoyados por la Federación. "Es una situación de emergencia. Esperemos que cambie para recuperar el clima de orden y de paz", remató. La víspera, el presidente nacional del PRI destacó que la designación de Castillo Cervantes al frente de la Comisión para la Seguridad y Desarrollo Integral de Michoacán pronto se convertirá en resultados. "Alfredo Castillo ha demostrado no sólo capacidad, sino arresto, valentía, conocimiento del marco jurídico y una actitud resuelta para servir a quien deposita confianza en él", apuntó. Añadió: “No sólo hay disposición, sino capacidad. Hay presencia de la PGR, Sedena, Marina y la Segob, y ahora un comisionado que tiene el empaque suficiente para poder con este paquete”. También ayer, senadores, diputados y partidos políticos consideraron que con la designación de Castillo, el gobierno federal tomó en los hechos las riendas de Michoacán, desplazando a la administración de Fausto Vallejo. Por ejemplo, Marko Cortés, integrante del Comité Ejecutivo del Partido Acción Nacional (PAN), estimó que el gobierno de Peña Nieto vulnera la autonomía y soberanía de la entidad, pero al mismo tiempo, añadió, es una forma de no llegar a la desaparición de poderes. Y aseguró que la designación del comisionado es una especie de desconocimiento al gobierno estatal que encabeza Fausto Vallejo. Por su parte, el senador panista Juan Carlos Romero Hicks resaltó la necesidad de ‘‘erradicar el estado chueco’’ que prevalece en diferentes municipios de Michoacán, generado principalmente ‘‘por la tolerancia de los tres órdenes de gobierno a la presencia del crimen organizado y los llamados grupos de autodefensa’’. El coordinador perredista en la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles Conejo, planteó que la intervención federal a través del comisionado ‘‘debe ser temporal y cuidando que no se le perciba en los hechos como un gobernador alterno que anule la presencia de la autoridad estatal’’. Dijo que si bien Vallejo solicitó la intervención federal en el estado, el nombramiento de Castillo no debe reducirse a considerar ‘‘si se convirtió en gobernante de cartón o de papel’’.

Comentarios