El 80% de las llamadas de extorsión en Monterrey proviene de penales tamaulipecos

viernes, 17 de enero de 2014
MONTERREY, N.L. (proceso.com.mx).- El 80 por ciento de las llamadas de extorsión que se reciben en la zona metropolitana de Monterrey provienen de los penales tamaulipecos de Altamira y Matamoros, informó hoy una fuente oficial. Lo anterior se señaló en el marco de la Primera Reunión de Procuradores y Secretarios de Seguridad Pública de cinco estados del noreste del país. Los funcionarios de seguridad de San Luis Potosí, Durango, Coahuila, Tamaulipas y Nuevo León elaboraran una plataforma conjunta para presentarla ante el presidente Enrique Peña Nieto para que forme parte de su estrategia nacional contra el secuestro y la extorsión, delitos que se han disparado en todo la República. “Históricamente no existe mucha colaboración entre Procuradores”, afirmó durante la reunión Fernando Schutte Elguero, secretario Técnico de la Conferencia Nacional de Secretarios de Seguridad Pública. “Ahora tenemos problemas graves en temas como el secuestro y la extorsión, que tenemos que combatir conjuntamente”, agregó Schutte. Destacó que se debe evitar lo que sucede actualmente en Michoacán, donde los delincuentes están escapando a estados vecinos. Jorge Domene Zambrano, vocero de Seguridad de Nuevo León, puntualizó que el 80 por ciento de las llamadas de extorción que se denuncian en Monterrey provienen de los penales de Matamoros y Altamira. “Ya estamos trabajando con las autoridades de Tamaulipas para que coloquen sistemas que impidan salgan llamadas de esas cárceles”, dijo Domene. La Procuraduría de Coahuila informó que el secuestro y la extorsión se han disparado en la región como consecuencia de la división el descabezamiento de los cárteles.

Comentarios