Pueblo natal de Edgar Tamayo clama por salvarlo de la pena de muerte

domingo, 19 de enero de 2014
MIACATLÁN, Mor. (proceso.com.mx).- Habitantes de este municipio marcharon para exigir la intervención directa y decidida del presidente Enrique Peña Nieto para evitar la muerte por inyección letal del morelense Edgar Tamayo, programada este miércoles 22, por el homicidio de un policía. En el pueblo natal de Tamayo sus familiares, amigos y paisanos realizaron una caminata de tres kilómetros y se concentraron en la plaza pública para hacer un llamado a la comunidad internacional a sumarse a la condena contra el gobierno texano que se niega a suspender la ejecución y revisar el expediente. Si bien el gobierno de Texas había aceptado revisar el caso por recomendación de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), también es un hecho que incumplió tratados internacionales, dijo el profesor jubilado Miguel Arias Cruz, tío de Edgar. Entre los ciudadanos que hoy protestaron hay indignación ante la actitud del gobierno norteamericano, que no ha tenido piedad del connacional, sostuvo. “¿Quién es el gobernador de Texas para disponer de la vida de nuestro paisano?, condenado no por matar a un policía sino por ser mexicano”, gritaban las mujeres en su mayoría vestidas con blusas blancas. En la plaza pública los inconformes también pidieron al presidente Barack Obama que muestre misericordia y compasión hacia el morelense además de intercerder ante el gobernador texano Richard Perry. “Obama, usted puede interceder por su hermano Edgar; las leyes son crudas pero él (Edgar) ya pagó. Le pedimos misericordia, interceda por nuestro hermano; por favor señor presidente Obama, Morelos le pide misericordia”, exclamó una mujer vestida de blanco. Después, con los brazos extendidos, hicieron una oración conjunta. Al final el edil Sergio Arias Carreño tocó el corrido, autoría de Teodoro Bello y cantado por los Tigres del Norte, dedicado a Edgar.

Comentarios