Advierte Salud por uso de 'krokodil' en México

jueves, 2 de enero de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- La Secretaría de Salud (SS) negó la presencia en México de adictos al krokodil, la “heroína para pobres”. Hasta ahora, indicó, sólo se tiene confirmado el caso de una joven de 17 años de Puerto Vallarta, Jalisco, radicada en Estados Unidos, quien a principios de diciembre ingresó a un centro de salud con heridas cerca de la zona genital por el consumo de la potente droga que provoca úlceras en la piel, necrosis y gangrena. Un adicto a la droga sobrevive, en promedio, entre uno y tres años por los efectos que tiene, y se le conoce con el nombre de krokodil, debido a la apariencia escamosa de color gris verdoso que se forma en el sitio de inyección. En México aún no se han registrado casos de adictos a krokodil pero sí reportes aislados de gente que sólo la ha consumido “por curiosidad”. El pasado 12 de diciembre dos personas que consumieron la sustancia “para experimentar” fueron atendidas en el Centro de Integración Juvenil de Reynosa, Tamaulipas. Verónica Dix Guardiola, directora del CIJ de Reynosa, informó que ambas personas llegaron al centro con los efectos posteriores al consumo de la droga, cuando inicia el síndrome de abstinencia: mucho dolor de cabeza, pérdida de la identidad o despersonalización, intensidad en la percepción de las imágenes, sonidos; pérdida del sentido del tacto, que incluyen alucinaciones, y una gran sensación de miedo. La sustancia activa de dicha droga es la desomorfina, también conocida como dihidrodesoximorfina o, por su antiguo nombre comercial, Permonid. Es un derivado de la morfina y tiene efectos parecidos, pero de ocho a 10 veces más intensos, aunque muy breves: dura entre 90 minutos y dos horas. La elaboración del krokodil es casera y  surge de la combinación de comprimidos de codeína con varios productos químicos tóxicos, tales como líquido de encendedor y limpiadores industriales. De acuerdo con el National Institute on Drug Abuse (NIDA, 2013) el krokodil es utilizado como sustituto de la heroína --principalmente en zonas rurales pobres de Rusia-- por su costo más económico. Si bien la sustancia fue descubierta en 1932 en Estados Unidos, su boom como narcótico es reciente. En 2002 comenzaron a detectarse casos de consumo en Siberia, pero fue hasta 2010 cuando éste comenzó a extenderse. En 2012 también hubo manifestaciones de preocupación en Gran Bretaña y Alemania en tanto se registraban apariciones esporádicas del compuesto en Brasil y Argentina, aunque las autoridades de estos países no emitieron advertencias públicas. En noviembre pasado se detectaron adictos en Niágara, Canadá, y en Phoenix y Tucson, en Arizona, condados que limitan con Sonora. Según Jacobo Fox Inzunza, médico psiquiatra adictólogo y director del CIJ de Nogales, Sonora, se espera que en unos cuantos meses se empezarán a ver los primeros casos de adictos a krokodil en Nogales y San Luis Río Colorado, ya que en esos dos municipios fronterizos es donde se encuentra el mayor número de usuarios de drogas intravenosas (Proceso 1937). El 29 de diciembre anterior, el director general adjunto de Normatividad de Centros de Integración Juvenil, José Ángel Prado García, informó que autoridades sanitarias y de procuración de justicia en México han “blindado” las dos fronteras para evitar el ingreso, distribución, venta y consumo de krokodil. Hoy, la SS exhortó a la población en general, y en particular a los padres de familia, a estar cerca de sus hijos para evitar el consumo de la letal droga.

Comentarios