Violencia, inseguridad y corrupción merman economía, alerta CCE

lunes, 20 de enero de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- La cúpula empresarial alertó que las condiciones de violencia, inseguridad y corrupción prevalecientes en el país, especialmente en Michoacán, merman la actividad económica del país. Al dar su mensaje semanal, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) sentenció: “La corrupción se ha colocado, junto con la inseguridad, como principales factores que afectan la operación de los negocios en México, siendo éstos los principales problemas que menoscaban el progreso de la sociedad y que más afectan el bienestar de las familias y la estabilidad de las empresas”. El organismo presidido por Gerardo Gutiérrez Candiani recalcó que estas condiciones van mucho más allá de los efectos económicos. “Situaciones de aguda descomposición social, política e institucional, como la que se ha evidenciado en algunas zonas de Michoacán y otros estados, donde existe una gran desconfianza a las autoridades, nos recuerdan con crudeza las consecuencias y los riesgos de no atacar las causas de fondo que han generado la violencia y la inseguridad que padecen muchos mexicanos, como lo son la impunidad y las distorsiones y vacíos que genera”. Esta no es la primera vez que la clase empresarial alerta sobre la deficiencia de las autoridades en las zonas donde la violencia es el pan de cada día. En los últimos días, la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur) urgió al restablecimiento de la paz social como condición para la actividad económica. Mientras que la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) reveló que la violencia cuesta unos 75 mil millones de pesos anuales a las empresas formales. Sin embargo, el Banco de México (Banxico) ve el asunto con más optimismo; la semana pasada aseguró que la economía mexicana crecerá en un rango de entre 3% y 4% en el 2014. Es decir, conserva su pronóstico pese al clima de inseguridad y a la incertidumbre sobre la implementación de las llamadas “reformas estructurales”. En contraste, hoy el CCE aseguró: “Es claro que sin paz y seguridad, el desarrollo económico no logrará toda su potencialidad, lo mismo que sin una vigencia plena del Estado de derecho”. Para el organismo cúpula, México tiene una gran oportunidad este año para dar fuerza y proyección a una agenda bien articulada de combate a la corrupción, a partir de avances como la consolidación del sistema de acceso a la información pública y las promesas que se abren con decisiones como la de crear una comisión anticorrupción nacional y de carácter ciudadano, así como la autonomía de la Procuraduría General de la República (PGR). Eso sí, advirtió que “todo esto tiene que concretarse en los próximos meses con una legislación sólida y un diseño institucional visionario pero cuidadoso del detalle”. Gutiérrez Candiani agregó que son necesarias las medidas ya que “diversos indicadores muestran consistentemente que el nivel de corrupción en México en la percepción de los ciudadanos, se mantiene en rubros críticos, como los relacionados con la seguridad y la justicia”.  

Comentarios