Piden indagar nexos de líder del PRD en Guerrero con el narco

martes, 21 de enero de 2014
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- El diputado federal del PRD, Catalino Duarte Ortuño, pidió a la Procuraduría General de la República (PGR) que investigue al dirigente estatal de su partido, Carlos Reyes Torres, ante los señalamientos de sus presuntos nexos con el narcotráfico que hizo Servando Gómez Martínez, La Tuta, líder de Los Caballeros Templarios. “Tenemos que reconocer la realidad, los políticos no estamos a la altura de lo que la gente exige y los gobiernos federales han negociado con los grupos delincuenciales para llegar al poder y ahora ellos mismos no saben qué hacer porque dejaron que se les metieran hasta la cocina”, indicó el exalcalde de Zirándaro de los Chávez, quien no puede entrar a la región de Tierra Caliente porque está amenazado por el crimen organizado. Al respecto, el también diputado federal perredista Carlos de Jesús Alejandro dijo que los integrantes en el ámbito estatal de la corriente Izquierda Democrática Nacional (IDN) se deslindan de las acciones de Carlos Reyes, quien pertenece a la expresión política denominada Grupo Guerrero, que encabeza David Jiménez Rumbo. “Nosotros ni vamos a negociar ni a pactar con la delincuencia porque nuestra ruta es recuperar la línea política del partido con la estrategia en contra de las reformas impulsadas por el presidente Enrique Peña Nieto”, expresó en conferencia de prensa el legislador nahua, originario de la zona indígena del Alto Balsas. Asimismo, los diputados federales anunciaron una campaña para “rescatar” los principios que dieron origen al PRD en el contexto del proceso de selección de candidatos  y renovación de la dirigencia del partido en la entidad. En su edición 1942 de esta semana, Proceso publica el texto: “La lucha se extiende a Guerrero”, en el que se señala que La Tuta acusó a los hermanos Carlos y Crescencio Reyes Torres, presidente estatal del PRD y alcalde de La Unión, respectivamente, de estar vinculados con el narcotráfico. Gómez Martínez también, advirtió que el grupo de autodefensa afincado en el poblado de San Luis La Loma, municipio de Tecpan de Galeana, avalado por el gobernador Ángel Aguirre Rivero y dirigido por la banda denominada Los Granados, se prepara para emprender una ofensiva desde la región de la Costa Grande de Guerrero en contra de Los Templarios. El jefe criminal asediado por las autodefensas de Michoacán hizo esas declaraciones en el contexto de una supuesta tregua pactada por Rogaciano Alba Álvarez –exalcalde priista de Petaltlán, compadre del exgobernador Rubén Figueroa Alcocer y preso por narcotráfico– con la pandilla de Los Granados, quienes a su vez se aliaron con el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) para expulsar a Los Templarios de Guerrero. Al respecto, el diputado federal Catalino Duarte consideró necesario que la PGR indague al dirigente estatal de su partido y su hermano para deslindar responsabilidades de sus presuntos nexos con el narcotráfico. “Cuando existe una posible conducta relacionada con el narcotráfico, el delito se persigue de oficio. Es obligación de la PGR investigar, que actúen las instituciones y se aplique la ley en caso de que se comprueben los señalamientos", subrayó Duarte Ortuño. Al mismo tiempo acusó a los gobiernos federales de PAN y PRI de haber pactado con la delincuencia organizada para llegar al poder y ahora, denunció, no pueden controlar a los delincuentes. No obstante, dijo que no tiene pruebas para asegurar que en la entidad el gobernador Aguirre y los alcaldes que se han declarado incompetentes para revertir la narcoviolencia siguieron la misma ruta de negociar con la delincuencia para beneficiarse políticamente. Ello, a pesar de que reconoció que en la entidad se vive una grave situación de inseguridad ante la ola de asesinatos, secuestros y extorsiones que no cesan.

Comentarios