Llaman a marcha para "salvar" a Tamaulipas

miércoles, 22 de enero de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- “En un acto desesperado para contener el derramamiento de sangre en nuestra entidad”, un grupo de tamaulipecos desplazados por la violencia convocó este jueves 23 a una manifestación denominada “Salvemos a Tamaulipas”, que pretende congregar a quienes han tenido que huir de su tierra para salvar su vida y mexicanos solidarios, así como exigir al gobierno estatal que atienda a las víctimas. “Nuestra lucha por el rescate de Tamaulipas implica que se frene la corrupción y la impunidad, para que prevalezca la legalidad, la justicia, y entonces poder recobrar la paz social. También patentaremos nuestro reclamo para que se indemnice a quienes han resultado víctimas del delito, porque se garanticen los derechos humanos y la libertad de expresión”, indica el comunicado que se difunde en diversos medios electrónicos. La reunión es este jueves a las 13:00 horas en el Ángel de la Independencia, desde donde el contingente marchará por el Paseo de la Reforma hasta las oficinas de la representación del gobierno de Tamaulipas, localizadas en calle Monte Hermón 125 (esquina Sierra Gamón), colonia Lomas de Chapultepec. “Nuestra lucha por el rescate de Tamaulipas implica que se frene la corrupción y la impunidad, para que prevalezca la legalidad, la justicia, y entonces poder recobrar la paz social”, indica el comunicado. También menciona que si se atacara al crimen, la impunidad y la injusticia que prevalecen en la entidad, podría evitarse el surgimiento de grupos de autodefensa como los de Michoacán. El periodista Mario Segura, que vive fuera de Tamaulipas tras haber sufrido un secuestro y quien co-organiza la marcha, explicó en entrevista que la movilización no se realizará en ese estado norteño porque la gente tiene “terror” de manifestarse y los medios locales casi en su totalidad están censurados. Y señaló que han recibido muchas muestras de apoyo de sus paisanos que no pueden venir, pero han dicho que harán oración para que el reclamo sea escuchado. “Tenemos que hacerlo afuera porque desde adentro no podemos. Los que lo organizamos hemos sido víctimas, tenemos miedo de que nos hagan algo, por eso no podemos volver. Pero estamos haciéndolo en el Distrito Federal porque allá no podemos hacer nada”, explicó. Enseguida mencionó que la última marcha por la paz realizada dentro de Tamaulipas convocó a 3 mil personas, aunque semanas después su organizador, Ausencio Eng Miranda, fue asesinado. “Las otras marchas han sido pagadas por los narcos para que se vayan los soldados y son de gente encapuchada”, aclaró. El reclamo principal de los convocantes es que el gobierno del estado cumpla con los actos “humanitarios” que señala la Ley General de Víctimas. A pesar de las masacres, desapariciones y enfrentamientos armados que se han cometido en Tamaulipas, esta entidad no cuenta con oficina para atención a víctimas. “Muchos miles de familias han sido desintegradas al perder familiares, muchos inocentes caídos bajo el fuego cruzado, otros al ser secuestrados, muchos miles afectados psicológicamente al vivir el estrés y el trauma del miedo generado por el terror. Exigimos que censen a las víctimas, que se creen programas de becas para quienes dejaron la escuela, que se dé apoyo a las madres que se hayan quedado solteras porque su esposo nunca regresó. Entre más nos tardemos en documentar esto, más tardará en llegar la ayuda”, comentó vía telefónica. Esta semana a través de Facebook y del medio digital El Sol del Sur, Segura denunció que en dos ocasiones sufrió hackeo o deshabilitación de sus cuentas electrónicas, y señaló que quienes lo atacaron intentan desactivar la convocatoria. Otro de los convocantes que ha hecho público su nombre es Néstor Troncoso González, quien –según Segura— tuvo que salir del estado tras haber sido encarcelado injustamente y torturado. “Sabemos que no todos los tamaulipecos podrán estar el 23 de enero en el Distrito Federal, sabemos que hay miedo, mucho miedo, pues esa es la fórmula de los narcopolíticos para mantenernos callados, sometidos e indefensos”, señala el comunicado. Los organizadores destacaron que protestarán no únicamente por la violencia cometida por los grupos criminales como Los Zetas, el Cártel del Golfo (“también llamado ‘el cártel de casa’ y sus socios ‘empresarios del crimen’), también contra las mentiras del gobierno, “al expresar que en Tamaulipas no pasa nada”. “Se corrompe y permite la impunidad ante el crimen que está apoderado de una entidad con un pueblo noble que ha frenado su desarrollo y que además de no dar garantías de seguridad, no se preocupa de las víctimas, de las esposas e hijos que no tienen medios económicos para salir adelante, para solventar la alimentación, la salud y mucho menos la educación”. Además, indicaron que el “mal gobierno” provoca que algunos jóvenes quieran convertirse en narcotraficantes. “Tamaulipas sólo quiere recuperar la paz, que se frenen la corrupción y la impunidad, que son la base de los problemas en nuestra entidad, pero también que el gobierno de Egidio Torre Cantú se responsabilice por nuestras víctimas, pues de nuestra parte, de muchos cientos de empresarios, hay el compromiso de regresar e invertir en la entidad a cambio de la garantía de seguridad para nuestras familias”, se indica en la convocatoria.

Comentarios