Marcial Maciel era "un psicópata y esquizofrénico": Sandoval Íñiguez

domingo, 26 de enero de 2014
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo, era un "psicópata y esquizofrénico", acusó Juan Sandoval Íñiguez, Arzobispo emérito de Guadalajara. "Yo creo que el padre Maciel era un psicópata, porque las noticias que yo supe de sus andanzas datan desde que yo era estudiante en Roma, que era en 1956, 57 o 58. ¿Una persona aguantar una doble vida o triple vida, por 50 años, por medio siglo? No. Te aguanta por poco tiempo, pero por mucho tiempo, no", señaló el religioso en la presentación del libro "Credo, retrato interior del Cardenal Juan Sandoval Íñiguez". "Ahora, un esquizofrénico que tiene personalidades divididas pues puede ahora vivir una de santo, otra de esposo, otra de homosexual, otra de gran empresario y tranquilamente; por eso yo digo que los seres humanos se enferman del cerebro y hay personalidades desquiciadas que parecen normales, entonces eso es lo que pensé yo de él". El comportamiento de Maciel dañó la imagen de la Iglesia, pero ésta se ha recuperado, consideró Sandoval Íñiguez. "La imagen se recupera porque parecería que el padre Maciel es toda la Iglesia. El padre Maciel fue un hombre, un mexicano dentro de la Iglesia, fundador y se acabó, pero somos muchos más que no somos el padre Maciel", dijo. Sandoval presentó su libro en la Catedral. Ante los medios, el prelado se refirió al narcotráfico y la violencia en Michoacán. Consideró que el gobierno “ya tenía perdida” la batalla contra el crimen organizado. “No quiero juzgar a la autoridad, hay que hacer algo para remedir este mal”, dijo y enseguida agregó: “No habrá paz (en México) hasta que se eliminen los abortos. El número de asesinatos de los cárteles de la droga son similares al número de abortos”. Y pasó al tema de los matrimonios entre personas del mismo sexo. Recordó las demandas que interpuso el exjefe de gobierno capitalino Marcelo Ebrard en su contra en 2010, luego de que Sandoval Íñiguez declaró que los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) habían sido “maiceados” para aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo en la Ciudad de México. El arzobispo aseguró haber ganado las denuncias y que el perredista aún no paga los gastos por su defensa.

Comentarios