Incumple EU con obligaciones en materia de derechos: CIDH

lunes, 27 de enero de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Luego de la ejecución por inyección letal del mexicano Edgar Tamayo Arias, ocurrida el miércoles 22, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) “deploró” el incumplimiento de Estados Unidos en sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos, y recordó que es el único país del continente que mantiene vigente la pena de muerte. El organismo dependiente de la OEA condenó la ejecución llevada a cabo en el estado de Texas, y recordó que en enero de 2012 Tamayo Arias solicitó la intervención de la CIDH, al considerar que su sentencia violaba la Declaración Americana de Derechos Humanos, así como una solicitud de medidas cautelares a Estados Unidos para suspender la pena capital hasta que la Comisión decidiera si aceptaba el caso. El 17 de julio de 2012, agregó, la CIDH admitió la solicitud de intervención, y el miércoles 15, en el informe de fondo 1/2014, la Comisión concluyó que en efecto Estados Unidos incumplió con su obligación de “informar al señor Tamayo de su derecho a notificación y asistencia consulares”, privándolo de “un proceso penal que satisfaga todos los estándares mínimos de debido proceso y juicio justo requeridos bajo la Declaración Americana”. En esa resolución, la CIDH recomendó a Estados Unidos “revisar el juicio y la condena del señor Tamayo de acuerdo con las garantías reconocidas en la Declaración Americana. A pesar de las conclusiones y recomendaciones emitidas por la Comisión, el gobierno de Texas procedió a ejecutar la señor Tamayo como lo tenía previsto”. El organismo regional, cuyo secretario ejecutivo es el mexicano Emilio Álvarez Icaza, lamentó la decisión de Estados Unidos de no preservar la vida de Tamayo “estando pendiente una solicitud de la CIDH de revisión de su juicio y condena”, lo que, insistió, contraviene sus obligaciones internacionales derivadas de la Carta de la OEA, así como de la Declaración Americana, en vigor desde que Estados Unidos se incorporó al organismo regional en 1951”. Para el organismo, “la falta de cumplimiento de las recomendaciones de la Comisión resultó en un grave e irreparable daño al derecho más fundamental del señor Tamayo, el derecho a la vida”. La CIDH resaltó que hace décadas ha promovido la abolición de la pena de muerte entre los países del continente, siendo Estados Unidos el único donde aún se practica, por lo que hizo un llamado a atender las recomendaciones incluidas en el informe La pena de muerte en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos: de restricciones a la abolición, publicado en 2012, en el que el eje principal es que los Estados “apliquen una moratoria a las ejecuciones como paso hacia la gradual supresión de este tipo de pena”. En Estados Unidos existen mil 427 casos pendientes de aplicación de la pena de muerte. El Caso Avena, presentado ante la Corte Internacional de Justicia y avalado en 2004 defiende a 54 mexicanos condenados a muerte en Estados Unidos; de ellos, tres, incluido Tamayo, han sido ejecutados: José Ernesto Medellín, en 2008, y Humberto Leal García, en 2011.

Comentarios