Rebasa crimen a autoridades en Yautepec; entra el Ejército

lunes, 27 de enero de 2014
CUERNAVACA, Mor. (apro).- Elementos del Ejército y de la policía estatal tomaron el control total de la seguridad pública en el municipio de Yautepec, luego de que el alcalde Agustín Alonso confesó abiertamente que el crimen rebasó a la autoridad local. El pasado sábado por la mañana cientos de ciudadanos marcharon en la cabecera municipal para denunciar la grave crisis de inseguridad, expresada en más de 20 secuestros ocurridos en los dos últimos meses. Las protestas se extendieron por la noche. Víctimas de la violencia encabezaban la protesta con coronas mortuorias; el resto portaba veladoras para recordar a quienes han muerto a manos de los criminales. En respuesta, este lunes el secretario de Seguridad Pública estatal, Jesús Albero Capella, anunció la incursión militar y la llegada de 150 elementos estatales para reforzar la seguridad y regresar la tranquilidad a los ciudadanos que autoimpusieron el “toque de queda”, como medida de seguridad. El anuncio causó extrañeza, sobre todo porque Capella Ibarra destinó una cuarta parte de fuerza policial para atender la crisis en Yautepec, cuando no se trata de la demarcación con mayor número de habitantes, menos con la mayor incidencia delictiva, y más aún cuando el funcionario sólo acepta un secuestro denunciado ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE). En la comunidad de Rancho Nuevo sus habitantes revelaron a Apro que lo más grave del caso es que las víctimas de plagio regresaron sin vida. Por un lado, explicaron que los casos se denunciaron ante las autoridades, los criminales se enteraron y mataron a los jóvenes en su mayoría. Otras familias decidieron acudir a la Policía Federal (PF), y en estos casos un par de víctimas regresó con vida; con este antecedente desconfían ahora de las policías municipal y estatal. Los 120 policías de Yautepec serán evaluados por segunda ocasión, mientras que Hilario Rivera, jefe de la policía municipal, será investigado, anunció Capella Ibarra, quien dejó ver que no cuenta con un diagnóstico de lo que pasa en ese municipio. “Vamos a revisar cuál es la situación y cuáles son los mitos”, dijo el funcionario, quien además acusó que por un lado protestan los ciudadanos pero por otro los hijos están implicados en delitos. En Cuautla, las organizaciones civiles han denunciado que la región es controlada por Los Caballeros Templarios, quienes han hecho del secuestro una gran industria que sólo atiende la PF.

Comentarios