Gobierno de Q. Roo emprende guerra sucia contra corresponsal de Proceso; vocero lo niega y la CNDH investiga

miércoles, 29 de enero de 2014
MEXICO, D.F. (apro).- La tarde del pasado martes 28, el corresponsal de Proceso en el estado de Quintana Roo, Sergio Caballero, escribió en su cuenta de Twitter los pormenores del incidente de tránsito que tuvo el reportero Javier Vite en las inmediaciones del centro de Cancún. Con base en testimonios de compañeros de trabajo del periodista, Caballero refirió que alrededor de las 13:30 horas su colega, quien conducía una motocicleta, fue embestido por un Chevy azul, cuyo conductor, cuya identidad se desconoce hasta ahora, previamente lo estuvo provocando. A consecuencia del incidente, el exconductor del noticiario del mediodía de Cancún Radio y actual reportero de un semanario local tuvo que ser hospitalizado en una clínica del IMSS con fractura de codo y golpes contusos. Antes de que el corresponsal de Proceso enviara la información del percance a la agencia Apro, se activaron cuentas de "trolles" y "bots" al servicio del gobernador Roberto Borge Angulo. Inicialmente, la mayoría de los mensajes se mofaban del suceso en el que se vio envuelto Vite y atacaban al reportero de esta casa editorial. Los ataques contra ambos periodistas arreciaron la noche del mismo martes desde la cuenta de Twitter de César Morera, coordinador de las Redes Sociales del mandatario estatal. A través de las cuentas falsas, Morera llegó al extremo de vincular al corresponsal de Proceso con el narcomenudista Yazbet Ramos, detenido en días pasados en la misma colonia donde el reportero tiene su domicilio. La información fue retomada incluso por diarios locales como Por Esto! He aquí algunos ejemplos: #UltimaHora vecino y compadre de @secaballero37 apodado el “Bacho” fue detenido en la región 95 por narcomenudeo en #Cancún @revistaproceso #UltimaHora @secaballero37 y Yazbet Ramos Avila el “Bacho” se reunían a menudo en el domicilio de ambos junto a sus esposas a brindar. #UltimaHora el compadre de @secaballero37 el famoso “Bacho” ha estado involucrado en hechos delictivos desde hace varios años. #UltimaHora el “Bacho” compadre de @secaballero37 fue preso por 3 años por robo a la secundaria #19 en #Cancún y ahora detenido por drogas. #UltimaHora de igual manera hermanos dl “Bacho” estuvieron en la mira dl (sic) crimen organizado donde uno solo pudo salvar su vida @secaballero37 Los mensajes fueron replicados por boots de cuentas clonadas, entre otras, de dirigentes de PRD y PAN, así como por trolles priistas. Esta estrategia para desacreditar a periodistas incómodos no es nueva. El gobierno de Borge la utilizó en su campaña y la puso al servicio del Enrique Peña Nieto para impulsar la reforma energética. De ello dio cuenta la consultora Mesura, una firma especializada en el desarrollo de tecnología aplicada a lo social. En septiembre pasado, durante el debate en Twitter sobre #ReformaEnergética, la empresa constató que dicha ejercicio fue “contaminado o distorsionado” con el uso de cuentas falsas o bots. El mismo director de la empresa, Carlos Páez, así se lo dijo a la periodista Carmen Aristegui el pasado 26 de septiembre. Mesura reveló que se habrían usado robots para multiplicar las opiniones a favor de #ReformaEnergética y anular la conversación “negativa” o crítica hacia este tema. Páez comentó también que través de las cuentas de Twitter del presidente Enrique Peña Nieto (@EPN); el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong (@OsorioChong), del gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge (@BetoBorge), y de la cuenta de ese gobierno estatal (@GobEdoQRoo), se enviaron hasta 60 mil mensajes, que sólo fueron posibles con la operación de robots o bots. Los ataques virtuales contra el corresponsal de Proceso continuaron este jueves, con la divulgación de mensajes intimidatorios, como el hecho de que personal de la SEIDO iba camino a Cancún, para investigar al colaborador del semanario que dirige Rafael Rodríguez Castañeda. Además, hay otros antecedentes: En días pasados, tres “periodistas” de un portal de noticias policiacas fueron detenidos en Playa del Carmen, acusados de extorsionar con 20 mil pesos, al secretario del Ayuntamiento local, Juan Carlos Pereyra. Este tema fue abordado con voces de organizaciones de periodistas, que advirtieron que el gobierno del estado estaría abriendo la puerta para detener a periodistas incómodos. Posteriormente, fue detenido otro periodista en Cancún, acusado de portación de arma prohibida y fue turnado a la PGR. Por la tarde, el gobierno de Quintana Roo envió una carta a este semanario en la que se deslinda de los hechos. A continuación se transcribe íntegramente el texto suscrito por el vocero Rangel Francisco Rosado Ruiz. “Por la presente le solicito la publicación de las siguientes precisiones a la nota titulada “Ataca gobernador Borge a corresponsal de Proceso; lo vincula con narcomenudista”, publicada hoy en su página electrónica www.proceso.com.mx. “En primer término, rechazamos tajantemente que el Gobernador ataque a su corresponsal en redes sociales o que lo haya ordenado. Responsabilizarlo sin aportar pruebas resta seriedad a quien lo hace y demerita el ejercicio del periodismo. “Quienes acostumbran a navegar en Internet o participan en las redes sociales saben bien que se exponen a ser blanco de críticas o ataques de parte de personas que actúan desde el anonimato de una dirección electrónica o nombre que no necesariamente corresponden con la realidad. “Quienes formamos parte de la administración pública somos cotidianamente blanco de ese tipo de ataques, que muchas veces son retomados por reporteros que les dan validez sin evaluar su autenticidad. “Reprobamos la crítica que se lanza desde el anonimato, desde la oscuridad por quien no tiene el valor de dar la cara. Reconocemos la importancia que tienen hoy en día las redes sociales para la comunicación masiva y condenamos a quienes, desde el anonimato las utilizan para atacar o denostar. Intercede la CNDH Por lo pronto, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ya tomó cartas en el asunto, según confirmó el quinto visitador Fernando Batista.

Comentarios