"La reforma energética será revertida": Cárdenas

jueves, 30 de enero de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Fueron más de cinco mil firmas provenientes de muchos rincones del país las que Cuauhtémoc Cárdenas recibió con una sola encomienda: exigir al gobierno mexicano la realización de una consulta popular con carácter vinculatorio en torno a la reforma energética. Era el medio día. El sol caía justo debajo del Monumento a la Revolución, ahí donde reposan los restos del general Lázaro Cárdenas, impulsor de la expropiación petrolera, y donde el grupo de artistas llamados “El grito más fuerte” citó para entregar lo que, dijeron, era la voluntad del pueblo. Con su mano izquierda guardada en el bolsillo y voz serena, el hijo del expresidente michoacano aseguró que con esas firmas sumaban dos millones, requisito para exigir que se realice el ejercicio ciudadano. Luego, criticó que la reforma energética aprobada por los legisladores. “Es la cesión que el gobierno y sus aliados hacen del subsuelo del país para que quede sujeto a las voluntades y disposiciones de intereses ajenos y contrarios a los de México y la mayoría de los mexicanos”, dijo. Cárdenas Solórzano destacó que en este acto se exigía el respeto “al derecho a ser consultados para revertir las reformas a los artículos 25, 27 y 28 constitucional”. Y mientras pronunciaba su discurso, un hombre de vestimenta sencilla, y una bolsa en la que guardaba herramientas de albañilería se acercó al mitin y secundó: “a mí nadie me preguntó nada”. El llamado líder moral de la izquierda, agradeció a la comunidad artística que forma “El grito más fuerte” por dar el ejemplo a la sociedad para exigir que se cumplan los derechos escritos en la Constitución. “No se trata de que se vote, se trata en primer lugar de ganar respeto en este derecho y la posibilidad de ser consultado… Queremos en todo momento ser consultados sobre todo aquello que pueda afectar la marcha del país, el presente y el futuro de México o que tenga que ver con el conjunto de los mexicanos”, agregó. En un discurso de apenas cinco minutos, Cuauhtémoc Cárdenas convocó a los presentes a gritar por México y por la consulta. Y dijo tajante: “estoy cierto, por lo que he podido percibir de todo el país, que esta reforma (energética), con la consulta o sin la consulta, tiempo más o tiempo menos, será revertida por voluntad del pueblo mexicano”. De artistas a demócratas Lejos de los protagonismos a los que están acostumbrados, actrices, actores, directores, músicos, escritores y productores integrantes de “El grito más fuerte” se abrazaron con solidaridad antes de empezar el discurso. Por turnos y con una cuartilla en mano, dijeron que no piden imposibles, sólo que se respete la Constitución y se cumpla el artículo 35 fracción 8 referente a la realización de la consulta. Aseguraron que entre la gente hay hartazgo y desesperanza y que los partidos políticos “no nos representan y no vivimos en un estado de derecho”. Ahí estaban Daniel Giménez Cacho, Bruno Bichir, Joaquín Cosío, Julieta Egurrola, Rodrigo Murray, Cassandra Ciangherotti, Roberto Fiesco, Fernando Rivera Calderón, Julián Hernández, Fernando Llanos, Charlie Monttana, Fernanda Gras, Laura Imperiale, Sebastián Silva, Leo Heiblum, Natalia Beristain, Sophie Alexander, Baltimore Beltrán, entre otros. En una sola voz llamaron a que se produzca un grito fuerte “para que los magistrados y el congreso lo escuche y se esfuerce por su país, se respete la ley y la constitución”. Los integrantes de la comunidad artística dijeron: “nadie que se sienta demócrata podría oponerse a esta consulta popular. Nadie que se sienta demócrata podría oponerse a que se escuche la voz del ciudadano en este asunto y en todos los que afectan nuestra vida e sociedad”. La actividad de este mediodía formó parte de los actos que ha organizado este colectivo en contra de la reforma energética desde diciembre del 2013. También ha hecho el festejo “Maratónico Festejo #Porlaconsulta”. Sin llamar a los reflectores, al acto acudieron Raúl Flores, presidente del PRD en el Distrito Federal, y Alejandra Moreno Toscano, autoridad del Centro Histórico. Previo al discurso de Cárdenas, cinco jóvenes que se autonombraron “los amigos soneros”, alegraron el momento con sones tradicionales como La Bamba, La Morena, el Siquisiri y el Buscapiés que, coincidente, la letra dice: “La palabra del humano tiene miles de colores, y en la voz de las abuelas, son los pensamientos flores”.

Comentarios