Los impuestos no cambiarán por lo menos en tres años: Videgaray

jueves, 30 de enero de 2014
MÉRIDA, Yuc. (apro).- El secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, advirtió que pese a la oposición popular y al pacto fiscal que se firmará con el sector privado en febrero próximo no hay ninguna intención de modificar la reforma hacendaria. “La reforma hacendaria ya fue aprobada por el Congreso de la Unión y hoy es la ley, y lo que le corresponde en un Estado democrático al gobierno de la República es ejercer la ley, y en este caso es aplicar la reforma hacendaria”, destacó. En conferencia de prensa, luego de su participación en el cónclave de senadores priistas y verde-ecologistas que se celebra aquí, el funcionario resaltó que el pacto fiscal –que en breve será presentado—no afectará la reforma y, por el contrario, dará a las familias mexicanas, a los trabajadores “y por supuesto a las empresas de todos tamaños, la certidumbre de que los impuestos no cambiarán. Por lo menos en un periodo de tres años, no habrá ningún cambio", sostuvo. Videgaray Caso recalcó que no habrá modificaciones en las tasas ni habrá nuevos impuestos. Tampoco habrá, dijo, nuevas reglas de carácter tributario “para darle certidumbre a la inversión y creación de empleos". La reforma hacendaria, argumentó, “permitirá generar recursos adicionales para detonar mayor educación pública, mejores servicios de salud y particularmente más infraestructura”. El titular de la SHCP apuntó que si bien la entrada en vigor de nuevos impuestos o de tasas mayores a algunos productos genera controversia, “lo importante es que estos recursos están destinados no solamente a fortalecer la capacidad financiera del Estado, sino para utilizarse en beneficio de la gente”. Asimismo, destacó la necesidad del gobierno federal de que se aprueben a la brevedad las leyes secundarias de las llamadas reformas estructurales, en particular las relacionadas con competencia económica, telecomunicaciones y energía. "Mientras más pronto tengamos aprobadas las leyes secundarias e inicie la implementación de la reforma energética, más pronto podrán llegar los beneficios de las reformas a los bolsillos de los mexicanos", ofreció. A fin de cuentas, abundó, la única variable válida para medir si las reformas funcionan o no, es si se reflejan en la economía familiar. En el caso de reforma energética, dijo, depende de las leyes secundarias que baje el precio de la luz y del gas para las familias y también para las pequeñas y medianas empresas. Al inicio de la conferencia, Videgaray Caso dio a conocer un avance del informe sobre las finanzas públicas correspondiente al último trimestre de 2013, el cual –dijo—fue enviado ya a la Cámara de Diputados. De ese informe el funcionario destacó que por primera vez en nueve años, el gasto corriente del gobierno federal disminuyó 0.3 % “en términos reales”. Asimismo, refirió que el gasto de inversión y los programas sociales fueron los rubros que presentaron el mayor crecimiento, el primero de ellos en 14.2 %. También comentó que el déficit público fue menor a lo que autorizó el Congreso de la Unión en septiembre pasado, en la modificación que se hizo a la Ley de Ingresos para 2013. “El déficit público fue de 0.3%. Recordarán (que) la autorización que obtuvimos del Congreso de la Unión, era un déficit de hasta 0.4 %. Sin duda, el hecho de que el déficit es menor a lo que se había previsto, es una buena noticia para la fortaleza de las finanzas públicas nacionales”, presumió.

Comentarios