Deplora EPR legalización de "paramilitares" en Michoacán

viernes, 31 de enero de 2014
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- El Ejército Popular Revolucionario (EPR) fustigó a las autodefensas de Michoacán al considerar que el acuerdo que firmaron con el gobierno federal, el lunes 27, sólo confirma la “legalización de los grupos paramilitares”. El EPR dijo hoy en una misiva que son las autodefensas las que “han estado asesinando y desapareciendo como parte de la limpieza social” a los verdaderos trabajadores, jornaleros, campesinos y obreros. Y que el caso de la población de Antúnez es un ejemplo claro de ello, donde se han registrado crímenes de lesa humanidad perpetrados también por militares, policías y marinos. “A prácticamente un año del surgimiento de las llamadas guardias u autodefensas comunitarias, ha quedado demostrado el verdadero carácter y esencia de estos grupos”, acusó. La guerrilla destacó que “once meses y días han bastado para que se quitaran el ropaje popular con el que se cubrían su piel de cancerberos del capital. Hoy a la luz de los acontecimientos y del análisis de la realidad objetiva, se hace evidente la patente y hechura con que están lacrados estos grupos paramilitares”. El EPR indicó que la firma del acuerdo entre grupos de “autodefensas”, gobiernos estatal y federal, significa en los hechos la confirmación y legalización de los grupos paramilitares en Michoacán. Se trata, denunció, de una “nueva” forma del paramilitarismo institucionalizado en México, componente activo de la estrategia contrainsurgente y de los planes de guerra de baja intensidad (GBI). “Se comprueba por enésima ocasión el carácter y esencia de estos grupos, quienes desde un inicio estuvieron organizados y estructurados desde la lógica paramilitar contrainsurgente, pues siempre han rendido parte en los distintos cuarteles dependientes de la XXI y XLIII Zona Militar, con sede en Morelia y Apatzingán, respectivamente”, acusó el grupo armado. Para los insurgentes, es la “salida decorosa” jurídica-legal que se le da al paramilitarismo como parte de la estrategia del Estado, la cual garantiza “la militarización a lo largo y ancho del país”. “Todas las políticas desplegadas bajo este argumento, ya sea en Michoacán o en otros estados de la República, llevan el sello de esta estrategia”, indicaron. También señalaron que “es falso que su origen se encuentre en el hartazgo social y en la necesidad de defender al pueblo; es falso que sean una expresión genuina de manifestación popular; es falso que hayan surgido de manera independiente del Estado; es falso que estén ‘liberando’ territorio michoacano en poder de la ‘delincuencia organizada’, es falso que cuenten con apoyo popular, es falso que sean campesinos con fusiles en las manos, es falso que sean trabajadores jornaleros de la región de Tierra Caliente michoacana y guerrerense, es una vil mentira y parte del escenario mediático que estén restituyendo las tierras quitadas por el narco a los campesinos”. Para el EPR resulta “grotesco y circense” el supuesto avance del que han hecho alarde los guardias comunitarios, en tanto que quienes sostienen la ofensiva y avasallamiento al pueblo son el Ejército, la Policía Federal y la Marina. Para el EPR, estos grupos paramilitares sólo son la pantalla mediática para ocultar los crímenes de Estado y de lesa humanidad que a diario se están cometiendo contra el pueblo michoacano; “estos grupos son los que se encargan de la limpieza social y la coacción al pueblo, so pena de asesinarlo a desaparecerlo para obligarlo a asistir en masa a las supuestas liberaciones de cabeceras municipales”.

Comentarios