Reciben al nuevo secretario de seguridad de Morelos con cuatro ejecuciones

miércoles, 8 de enero de 2014
CUERNAVACA, Mor., (proceso.com.mx).- El crimen organizado recibió al nuevo Secretario de Seguridad Pública, Jesús Alberto Capella, con la ejecución de dos hombres y dos mujeres en la comunidad indígena de Xoxocotla; además, se registró un asalto bancario en la capital. Este miércoles los cuerpos de dos mujeres y dos hombres fueron hallados en una casa rústica de la zona conocida como San Juanes, del municipio de Puente de Ixtla. Sus cuerpos tenían impactos de arma de fuego, informó la policía municipal. En el lugar de los hechos, la policía resguardó a un bebé de aproximadamente un año de edad que se encontraba a unos metros de los cadáveres descubiertos la mañana de hoy por los vecinos de las víctimas. Los habitantes de esta comunidad en reiteradas ocasiones han bloqueado la carreta a Jojutla para denunciar que sólo seis policías vigilan a la población, que ha sido víctima de secuestros, extorsiones y violaciones. Las autoridades municipales informaron que tres asesinados son parte de una familia, pero no dieron mayores detalles. Jesús Alberto Capella, recién nombrado secretario de Seguridad Pública del estado, aseguró que en la entidad operan “mini carteles” derivados de la fragmentación de la organización criminal encabezada por los hermanos Beltrán Leyva en Morelos. En los primeros días de este año se ha registrado un promedio de un homicidio por día en la entidad. Por otro lado, las autoridades penitenciarias informaron que uno de los reos fugados los días pasados fue encontrado muerto la mañana de este miércoles en el área de ingresos del penal de Atlacholoaya, producto de tortura. En un comunicado de prensa, el gobierno estableció que Hilario Montaño Montes fue encontrado sin vida por personal de custodia en la planta alta de ingresos “con marcas de golpes en todo el cuerpo”. Hilario Montaño se fugó el pasado viernes junto con tres presos más del Cereso de Atlacholoaya, pero un día después elementos de la Policía Ministerial lo localizaron en un domicilio del poblado de Panchimalco, municipio de Jojutla. Aun se encuentran evadidos de la justicia Ulises Jonathan Bobadilla Medina, y los hermanos Santiago y Antonio Domínguez Vázquez, los tres sentenciados por el delito de secuestro. Reos del penal han informado por medio de familiares que Hilario regresó al penal enfermo producto de la tortura en que incurrieron los policías ministeriales que lo aprehendieron. Este martes incluso habría recibido atención médica fuera del penal. En su comunicado oficial, el gobierno establece que la muerte del preso “es consecuencia de las resistencias a las adecuaciones y modernización del sistema penitenciario que se está implementando”.

Comentarios