Confirma Guerrero rechazo a informe de la CNDH sobre autodefensas

jueves, 9 de enero de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El gobierno de Guerrero, que encabeza Ángel Aguirre, informó que no contestará al informe especial sobre grupos de autodefensa emitido por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en el que atribuye el surgimiento de las policías comunitarias a la ineficacia de la administración estatal. En un escueto comunicado, difundido en su página oficial, el gobierno guerrerense afirmó que la naturaleza del documento emitido por la CNDH, “de acuerdo con el artículo 175 de su reglamento, no implica ningún tipo de seguimiento por parte de ese organismo, y tampoco la CNDH ha requerido alguna respuesta al gobierno del estado". Y para no dejar duda sobre su postura al respecto, indicó que lo declarado el martes 7 por el secretario general de Gobierno, Jesús Martínez Garnelo, “es la única posición del gobierno de Guerrero frente a dicho informe”. La CNDH señala en su informe emitido el pasado 17 de diciembre que el aumento de grupos de autodefensa en Guerrero y otros estados es muestra de la falta de una respuesta eficaz del estado y del “vacío” que generaron las autoridades estatales y municipales de una de sus obligaciones fundamentales, que es garantizar la seguridad. El martes pasado, Martínez Garnelo expresó el rechazo del gobierno guerrerense al documento de la CNDH y exhortó a su presidente, Raúl Plascencia Villanueva, a hacer una “revisión metodológica exhaustiva” del contenido del mismo y a atender el llamado que hizo el gobierno estatal en 2013, en torno a buscar “soluciones integrales” bajo una óptica de respeto y de los usos y costumbres de los pueblos originarios. También acusó a la CNDH de señalar “de forma alarmista” que en más de la mitad de los municipios guerrerenses hay presencia de grupos de autodefensa, cuando –aseguró– sólo existen dos organizaciones, las cuales tienen presencia en 35 municipios. “La CNDH incurre en graves errores de carácter epistemológico que la llevan a tener conclusiones sesgadas y altamente cuestionables”, con lo que –abundó–, “sin investigar a fondo”, se atreve a afirmar que el gobierno del estado financia a los grupos de autodefensa y que ello podría derivar en la formación de grupos paramilitares. En su comunicado de hoy, el gobierno estatal afirma que mantendrá “informada a la sociedad y a la opinión pública sobre las acciones que se han realizado y que se emprenderán en seguridad pública y procuración de justicia". Por separado, el ombudsman nacional reiteró que no existe justificación alguna para que personas armadas hagan justicia por su propia mano y que es inadmisible la presencia de grupos armados de autodefensa en los estados de Guerrero y Michoacán. "Cuando un gobierno decide abandonar su ejercicio de función y deja a la sociedad a la deriva, es ahí donde surgen estos grupos de autodefensa, como se ha demostrado en los estados de Michoacán y Guerrero. "Por eso he pedido al Senado de la República que tome conocimiento del informe que envíe en diciembre pasado (sobre este caso) y puedan tomar las medidas para que se restablezca el orden jurídico en ese estado (Guerrero) y se evite que continúen miles de personas pretendiendo ejercer lo que llaman justicia por propia mano, rebasando los límites de la autoridad", apuntó. Plascencia Villanueva confió en que los legisladores analicen su exhorto y afirmó que la CNDH dará seguimiento hasta que se restauren las condiciones de seguridad en Guerrero y también en Michoacán. "Ahí falta la aplicación de la ley y que cada quien asuma el compromiso y el deber que le corresponda. El Estado tiene un deber elemental, que es brindar seguridad a la sociedad; si el Estado, como es el supuesto de Guerrero, se niega a ejercer esa función, eso explica el surgimiento de los grupos de autodefensa, pero no lo justifico porque nadie puede hacer justicia por su propia mano”, insistió.

Comentarios