Sólo existen "inicios de explicación" sobre el espionaje de EU a México: Medina Mora

jueves, 9 de enero de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El embajador de México en Estados Unidos, Eduardo Medina Mora, habló este jueves sobre el espionaje del que fueron víctimas el expresidente Felipe Calderón y su sucesor, Enrique Peña Nieto, cuando fue candidato presidencial, y adelantó que en torno de ese tema sólo existen “inicios de explicación” por parte del país del norte. En conferencia de prensa, el exprocurador general de la República recordó que el gobierno mexicano manifestó de manera contundente su rechazo a ese tipo de prácticas y la importancia de que se realice una investigación que deslinde responsabilidades. “Obviamente se han recibido algunos inicios de explicación. Los Estados Unidos están haciendo esta investigación para encontrar el alcance de tareas que pudieran afectar el universo de otros Estados, entre ellos México, y sobre esta base preferimos procesarlo por la vía diplomática”, dijo. Subrayó: "No hay una conformidad con respecto a prácticas que, en caso de acreditarse, son ilegítimas, ilegales, inapropiadas, irrespetuosas ciertamente en el marco de amistad, vecindad y sociedad que nos une. Sobre esta base estamos en el proceso de esperar la respuesta pertinente de los Estados Unidos, por la vía diplomática, que ha tenido ya algunos avances, pero que no está completa”. En el marco de la 25 Reunión Anual de Embajadores y Cónsules, Medina Mora negó que México haya adoptado una posición conformista sobre el tema. En noviembre pasado, el también exdirector del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) aseguró que la relación entre México y Estados Unidos era “demasiado intensa e importante”, por lo que pese a que se confirmaran casos de espionaje telefónico “no se descarrilará”. Durante una entrevista en la inauguración de la LI Reunión Interparlamentaria México-Estados Unidos, en aquella ocasión Medina Mora también informó que no había un tiempo límite para que el gobierno de Estados Unidos respondiera, por la vía diplomática, sobre los presuntos casos de espionaje telefónico de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés). Recordó que el presidente Enrique Peña Nieto se reunió con su similar de Estados Unidos, Barack Obama, con quien acordó que se pudiera llevar a cabo una investigación profunda y procesar esto por la vía diplomática, lo que, dijo, está en proceso. Señaló entonces que "la relación entre ambos países es muy compleja, muy rica y llena de oportunidades, las cuales representan un desafío hacia adelante y lo importante es capturarlas, construirlas, y para eso se requiere un trabajo conjunto que no puede detenerse".

Comentarios