Guerrero, reflejo de la ingobernabilidad: Arquidiócesis

lunes, 13 de octubre de 2014
México, D.F., (apro).- La arquidiócesis primada de México condenó la reciente ola de violencia desatada en Guerrero y aseguró que esa entidad se ha convertido en un “foco encendido” que las autoridades no quisieron atender a tiempo. En un editorial titulado “En el país de las matanzas”, publicado en el semanario Desde la fe, la Iglesia católica asegura que Guerrero “es el reflejo del peligro latente de vivir en un país como México, con graves problemas internos de gobernabilidad, seguridad, corrupción y miedo en distintas regiones”. Y censura particularmente el desempeño del gobernador de la entidad, Ángel Aguirre Rivero –“antiguo priista y perredista por conveniencia”–, ya que, apunta, echó “en saco roto” todas las advertencias de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, que desde tiempo atrás advirtió sobre el rezago social, la violencia y la pobreza en el estado. Ahora, dice la arquidiócesis de México, “la entidad de Ángel Aguirre Rivero se sumó a la espiral de muerte que tuvo su máximo en el hallazgo de las fosas de Iguala, donde fueron sacrificadas 28 personas”. También menciona la tortura y asesinato del sacerdote José Ascensión Acuña, de la diócesis guerrerense de Ciudad Altamirano, ocurrido en septiembre pasado y “cuyo caso hace que se empiece a considerar este sexenio como uno de los más riesgosos para ejercer el ministerio sacerdotal”. De esta manera, la arquidiócesis se suma a la condena que las cuatro diócesis de Guerrero hicieron el pasado jueves 2, a través de un comunicado de prensa, en el que señalaron que los “hechos violentos” de Iguala ya “manifiestan una grave situación social y pueden desencadenar una crisis política”.

Comentarios